La vacuna del Covid-19 trastoca los planes de Salvador Illa

  • Política
  • 07-12-2020 | 08:12
  • Escribe: Redacción

Las necesidades de congelación de la ansiada vacuna modificarán el plan de vacunación publicado por el Gobierno.


Hace unas semanas, Salvador Illa informaba públicamente de una de las noticias que más esperaba escuchar la ciudadanía española: la vacuna contra el Covid-19 estará en el país a finales de este 2020.

Así pues, el Gobierno anunciaba que, a partir del próximo enero, se iniciará el plan de vacunación contra el virus que lleva casi un año amenazando el país, asegurando que, para el primer trimestre de 2021, hasta 20 millones de españoles podrían estar ya inmunizados.


Un plan de vacunación compuesto por tres fases: la primera de ellas contempla la inmunización de 2,5 millones de personas, entre las que se encuentran residencias de mayores, personal sociosanitario y personas con discapacidad.

Joe Biden podría salvar a EE.UU. de la masacre del coronavirus


Una segunda fase, que ampliaría a 20 los millones de ciudadanos vacunados, permitiría incluir en la vacunación a personas de riesgo, mayores de 64 años, profesionales y sectores de servicios esenciales.

Por último, en la tercera fase, a partir de junio y coincidiendo con la llegada de un mayor número de dosis, Sanidad contempla llegar a vacunar a toda la población, un total de 47 millones de personas.



Sin embargo, una vez más, los expertos sanitarios cuestionan las palabras del titular de Sanidad, ya que las condiciones necesarias para conservar la ansiada vacuna modificarán sustencialmente el plan de vacunación elaborado por el Ejecutivo socialista.

La ultracongelación, el factor más relevante de la vacuna

Previsiblemente, serán las vacunas desarrolladas por Pfizer, en colaboración con BioNtech, las primeras en llegar a España. Un tipo de vacuna que necesita ser transportada y mantenida en estado de ultracongelación, a una temperatura cercana a los -70ºC

Y es esta condición de temperatura la que, según expertos del Grupo Colaborativo Multidisciplinar de Seguimiento Científico de la Covid-19 (GCMSC), podría trastocar por completo el plan de vacunación desarrollado por el Ministerio de Sanidad.

"Las vacunas van del avión a un almacén central, desde donde se distribuyen a almacenes descentralizados en comunidades autónomas con camiones ultracongelados. Luego hay que llevarlas a los centros de vacunación, pero en España no hay ultracongeladores fuera de hospitales y universidades"  aseguran Silvia de Sanjosé y Adelaida Sarukjan, científicas del GCMSC.

Algo que hará que "esta vacuna" sea "más dificil de administrar en el sistema de atención primaria, y por supuesto, muy difícil de administrar en atención domiciliaria a los mayores".

Los nacionalistas ya se frotan las manos con los PGE

Así pues, estas científicas apuestan por un plan de vacunación que contemple que sean los sanitarios y personal de primeros auxilios los primeros en ser vacunados en España. Posteriormente, estarían las personas de más de 80 años institucionalizados, las personas de más de 65 años, personas de riesgo, personas en riesgo de exclusión social, personal esencial, mayores de 55 años y resto de la población.

Un sistema de ocho fases en el que el personal sanitario en contacto con los pacientes, cerca de 513.000 en España, se convierte en el centro fundamental de la vacunación, ya que son los más necesarios a la hora de controlar la ola de la pandemia que aún hoy amenaza día tras día a toda la ciudadanía.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario