La vacuna de Pfizer tiene efectos secundarios

  • Sucesos
  • 12-11-2020 | 19:11
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Algunos voluntarios que han probado la vacuna de Pfizer han desvelado sus efectos secundarios


La empresa estadounidense Pfizer sigue probando su vacuna contra el coronavirus y ha asegurado que tiene una eficacia del 90% por lo que se ha convertido en la gran esperanza contra el coronavirus.

La conocida multinacional es optimista con la progresión de la vacuna y cree que podría estar en el mercado en un breve periodo de tiempo tras superar con éxito las pruebas en seres humanos.


Un gran día para la Humanidad. ¡Ya tenemos vacuna!

Sin embargo, algunos voluntarios que han probado la vacuna han roto su silencio y han desvelado los efectos secundarios que tiene esta medicación, que podría comercializarse a principios de 2021.


Carrie, una mujer 45 años que vive en Misuri, ha sido una de las 43.500 voluntarias de seis países distintos que han probado la vacuna de Pfizer y ha contado los efectos secundarios que ha sufrido.

Así ha ido la primera fase de ensayos clínicos con humanos de la vacuna contra el coronavirus



Al inocularle la fórmula, Carrie tuvo unos efectos secundarios muy similares a los que provoca la vacuna de la gripe. Sufrió dolores de cabeza, fiebre y malestar general, como si de un catarro se tratase, según ha explicado en declaraciones recogidas por Telecinco.

A pesar de ello, Carrie se siente "muy orgullosa" de haber podido ayudar a sacar adelante la vacuna. "La idea de que podíamos hacer algo para evitar que las personas sufran esto, que no pierdan miembros de la familia, que podamos deshacernos de eso y volver a una especie de normalidad en nuestras vidas, ese es un factor determinante en esto para mí. No quiero que nadie más se enferme".

Las 10 vacunas contra el coronavirus que ya se están probando en humanos en todo el mundo

Glenn Deshields, un estadounidense de 44 años que vive en Texas, también ha querido contar su experiencia tras ponerse la vacuna que la empresa Pfizer sacará al mercado.

Deshields ha confesado que los efectos secundarios de la vacuna se podían asemejar a "una gran resaca". Se encontraba cansado y con malestar general pero no presentó fiebre como le pasó a Carrie.

"Esto va a terminar en algún momento"

El hombre estadounidense ha desvelado la razón por la que se presentó voluntario. "Para mi abuelo, uno de sus primeros recuerdos fue el sonido de las campanas cuando terminó la Primera Guerra Mundial. Fue una guerra horrible y sucedieron cosas horribles y la gente estaba feliz de que hubiera terminado".

"En mi mente sentí lo mismo... sentí que era algo así. Gracias a Dios, esto va a terminar en algún momento", ha sentenciado Glenn Deshields, que no se arrepiente de su decisión.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario