La vacuna contra el virus llegará a una España en desescalada... y en crisis

  • Política
  • 15-11-2020 | 18:11
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Los expertos mantienen la cautela sobre la viabilidad de la vacuna como 'freno' de la pandemia.


La vacuna de Pfizer contra el coronavirus ha sembrado la esperanza y el entusiasmo en los Gobiernos de todo el mundo; también en la Bolsa, donde la recuperación de niveles positivos ha sido casi milagrosa.

Una vacuna que, según el Gobierno de Pedro Sánchez, estará disponible en España a principios de enero, calculando el Ejecutivo que, a mediados del mes de mayo, un gran  porcentaje de la población española ya haya sido vacunada contra este peligroso virus de Wuhan.


Según estas previsiones, España aún tendrá que vivir cerca de  dos meses expuesta al virus, registrándose, al cierre de estas líneas, unos números que alcanzan los sufridos en la primera ola de la pandemia, cuando se decretó el estado de alarma a nivel nacional.

Los médicos se hartan: ¡Fernando Simón, dimisión!


Siguiendo la curvatura de contagios de esta primera ola, que se prolongó desde marzo hasta finales de mayo, se prevee que esta segunda oleada tenga un periodo de crecimiento y decrecimiento semejante: habiendo comenzado a principios de septiembre (o finales de agosto, según la comunidad autónoma), la supuesta llegada de la vacuna de Pfizer pillará a España en plena desescalada de  la segunda oleada del virus.

Pero esta desescalada vendrá acompañada, según los índices económicos a los que ha tenido acceso este diario, de una brutal crisis económica y social, ambas provocadas por las consecuencias directas de la pandemia.



Económicamente, España es el país europeo más afectado por la pandemia; tanto es así, que desde el FMI y la UE se ha asegurado que las previsiones presentadas por el Gobierno de España para el ejercicio 2021 son excesivamente optimistas, siendo el crecimiento esperado internacionalmente mucho menor al expuesto desde el Ejecutivo español.

Del mismo modo, la recuperación, centrada en la creación de empleo, no podrá, al menos durante los próximos meses, superar los datos previos a la pandemia, ya que actualmente son miles las pymes que han cerrado definitivamente sus negocios ante el Covid-19.

Los presupuestos siguen marcando la política de Pedro Sánchez

Una crisis económica que se une a la crisis social, ya que la ciudadanía está cada vez más molesta con la gestión del virus por parte de las instituciones públicas;  las mentiras iniciales sobre la pandemia, las últimas declaraciones, poco acertadas, del epidemiólogo Fernando Simón, la falta de recursos humanos y materiales en la Sanidad pública, los impuestos sobre las mascarillas obligatorias, los cambios de reglamento contra el coronavirus según el mando único...

Decenas de errores y planteamientos dispares que han crispado y preocupado a la ciudadanía, cada vez más fracturada, que podría exigir el cese del Ejecutivo de Gobierno tras la pandemia.

La vacuna no convence a los expertos

A pesar de las buenas sensaciones que están dando las pruebas de la vacuna en los voluntarios, y de que los Gobiernos europeos ya cuentan con ella para la recuperación de la normalidad, los expertos aseguran que aún queda mucho camino por recorrer.

"Puede dar una falsa impresión de seguridad de que vamos a tener la solución a la vuelta de la esquina" ha asegurado el doctor José Miguel Gaona en el programa de Iker Jiménez, asegurando que "hay luz al final del túnel, pero aún queda mucho túnel".

Así pues, el experto ha asegurado que hay que tener "cuidado con estos últimos pasos, y con aprobar el uso exprés" de la vacuna, pues "la han utilizado 40.000 voluntarios, pero no son 40 millones".

España lidera la lista negra mundial de fallecidos por Covid-19

Unas palabras que también fueron pronunciadas por el doctor Pedro Cavadas, que contemplaba en 'El Hormiguero' que la efectividad de la vacuna para proteger a toda la población mundial no llegará hasta dentro de "dos y cuatro años".

Previsiones que vuelven a hacer que España tenga que enfrentarse, al menos los próximos meses, no sólo a la pandemia, sino también a la desestabilización y a la incertidumbre en la que lleva sumida desde marzo.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario