La última imbecilidad de Puigdemont: "El éxito de VOX es culpa de Felipe VI"

  • Cataluña
  • 09-12-2018 | 17:12
  • Escribe: Eva Martín

Con todo el morro: Puigdemont asegura que volvería a Cataluña si el Parlament lo invistiera Presidente. ¿Se lo cree alguien?




Cuando se ha escuchado una entrevista a Fuigdemont, no hace falta oír ninguna más. Es repetitivo, miente más que habla y siempre le da la culpa de todo lo que pasa en Cataluña a los demás. El ex presidente Carles Puigdemont ha asegurado que si fuese investido por el Parlament, volvería al Palau de la Generalitat. Estas palabras forman parte de la entrevista que el programa Quatre Gats de TV3 emitirá este domingo.

Puigdemont ha insistido la voluntad de volver a Cataluña “como presidente” y ha recordado que si entra en el Estado “no podría asistir a la sesión de investidura” como pasó con el ex conseller Jordi Turull.



Parece increíble que a estas alturas emitan por TV3 una entrevista con Fuigdemont. No hay nadie que se crea lo que dice. Está viviendo a cuerpo de rey a costa de todos los catalanes, incluso se diría que ha echado unos kilitos de más. Casa, secretaria, escoltas, coches y todo lo que nos podamos imaginar, y ¿nos quiere convencer de que volvería a Cataluña? Realmente nos toma por tontos.

Por otro lado no ha perdido la ocasión de echar mierda sobre el Rey. Asegura que el discurso del Rey del 3 de octubre de 2017, "es un aval" a la irrupción de Vox. Puigdemont apunta que la culpa de la entrada de la formación al parlamento andaluz, es de los que la han votado y de los que han “pavimentado” la autopista para que se encuentre normal votar a un partido de extrema derecha. Ha lamentado que juntamente con Vox el nacionalismo español “circula desbocado”.



En cuanto a la huelga de hambre, ha afirmado que estaba al corriente de la voluntad de los presos de iniciarla y ha admitido que le impactó mucho.

Ha hecho referencia también a la reunión en Waterloo entre diversos partidos políticos, incluida la CUP, y ha recordado que el éxito de estos encuentros dependen de la discreción. “Nos interesa que podamos seguir teniendo una relación. Pasan cosas muy importantes en Cataluña, como la huelga de hambre y hay un clima político determinado. Que actores políticos y sociales hablemos no debería sorprender a nadie”. Así lo ha manifestado el ex presidente y ha hecho un llamamiento para que haya “mucha coordinación” entre los partidos.



De su última etapa como presidente, Puigdemont ha reiterado que todas las conversaciones y encuentros entre él y el ex presidente español Mariano Rajoy “se dieron a conocer” y no hubo “ninguna” que se hiciese pública. Aun así admite que sí que existieron contactos entre gobiernos. “No tomé la decisión del 10 de Octubre de suspender la declaración de independencia por nada”, ha argumentado. “España tiene mucha responsabilidad al respecto y no quiere hablar” ha criticado.

Hay muchos catalanes, independentistas o no, que no llegan a final de mes y les gustaría saber el coste de este simulacro de Gobierno en Waterloo, qué les cuestan todos los viajes que hacen a Bélgica Torra y sus palmeros para nada. No tienen ni la capacidad, ni el mandato de todos los catalanes para decidir nada y menos con fugados de la justicia. Actualmente el Parlament de Cataluña solo funciona para decidir asuntos del procés. Ni la sanidad, ni la enseñanza, ni otros problemas que están ahogando al pueblo catalán, no les importa nada.



Un ejemplo claro es lo que manifestó Eduard Pujol sobre la huelga en sanidad y la protesta por las listas de espera: “Nos distraemos con cuestiones que no son las esenciales”. Para cabrearse. Ni a Puigdemont, ni a Torra ni a ninguno de los jefes de la secta les importa si una persona ha muerto en un Hospital de Palamós, en urgencias, esperando que le atendieran. Todo esto no les puede salir gratis a ninguno de ellos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario