La última de Podemos es gorda: 50 GB de vídeos falsos para engañar a la justicia

  • Política
  • 29-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El juez del caso Neurona, Juan José Escalonilla, ha sido muy directo, acusando a los podemitas de actuar con "mala fe" en el proceso judicial.


A pesar de los esfuerzos de Podemos por acabar mediática y judicialmente con el caso Neurona, que vincula a la formación morada con la empresa chavista Neurona Consulting S.L., cada vez las pruebas presentes en los tribunales contra la formación son más sólidas y concluyentes.

Así pues, los morados ya intentaban acusar, a través de los medios de comunicación y a través de un escrito remitido al Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid, a los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional de "excederse" en sus funciones, al haber accedido "indiscriminadamente" a conversaciones de trabajadores de la formación.



Unas acusaciones con las que los podemitas intentaban evitar que el magistrado tuviera en cuenta los datos obtenidos en el teléfono de la ex trabajadora de Podemos y testigo del caso, Karina de los Ángeles Gajardo, que voluntariamente dio su consentimiento a que la Policía investigara una conversación de su teléfono, a través de la aplicación  de 'Telegram', que mantuvo con un trabajador de Neurona Consulting, Carlos Portillo.

Suspenso en lengua: no se puede describir con palabras la patada de Irene Montero al diccionario



"En el chat de Telegram, a través de la cadena de transmisión de archivos creada, Carlos Portillo envía 8 archivos y reenvía otros 34 que recibe de usuarios que se identifican en esta aplicación [...] no se ha podido confirmar el vínculo existente laboral, si lo hubiere, entre estas personas, desplazadas a España, y Neurona" destaca el informe de la UDEF; un informe en el que los agentes detectaron que Podemos pagó 363.000 euros a la consultora por 57 archivos, utilizados por la formación morada en las elecciones de abril de 2019.

Podemos actúa de "mala fe"

Un informe de la UDEF que, a pesar de evitar "determinar el valor obrante de los archivos", sí muestra que la formación morada pagó 6.000 euros por cada pieza a la consultora chavista, procedentes de las arcas públicas moradas.



Desvío de fondos públicos que Podemos habría intentado justificar ante el juez, presentando un total de 3.236 archivos y 165 subcarpetas, con un tamaño total de 50,1 GB, que, según ha podido saber OKDiario, no eran más que material falso ofrecido al juez del caso Neurona, Juan José Escalonilla, con el fin de vulnerar el procedimiento.

"Nada tenían que ver con el trabajo realizado" por Neurona, acusa el juez a Podemos sobre los más de 50 GB presentados por la formación morada, criticando que esta entrega se "realizó en el legítimo derecho a la defensa, pero que en todo caso resulta expositivo de una clara mala fe en su presentación".



El hilo viral sobre la Sanidad madrileña que deja tiritando a todos los bocachanclas anti Ayuso

Una violación de la buena fe procesal que llevó a los agentes de la UDEF a realizar "un trabajo tan ímprobo como innecesario" de tener que analizar cada uno de los archivos, y que podría conllevar la imposición de una multa a los podemitas de hasta 6.000 euros.

Críticas del juez del caso Neurona que demuestran, no sólo que está más que comprobada la relación de la formación morada con el Gobierno chavista, sino que Podemos busca ocultar sus verdaderas relaciones económicas con Venezuela de "mala fe", intentando desviar la atención de las investigaciones de la información relevante ofrecida voluntariamente por ex trabajadores de la formación.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario