La última chorrada de Guardiola: "Si TVE fuera como la BBC, España sería distinta"

  • Cataluña
  • 21-11-2018 | 11:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Lo que Guardiola no dice es que Cataluña sería muy distinta si TV3 no fuera como es.


Pep Guardiola se ha metido de nuevo en un charco que no va con él en su desesperado intento por aparecer en los libros de historia catalana como un patriota ejemplar.

Si ya ha conseguido cabrear a la Premier League por su dichoso lacito, Guardiola se pone ahora a dar lecciones de periodismo culpando a TVE de ser como es y no parecerse a la BBC.

¿Si no existiera TV3 Cataluña sería una región diferente?

"Si España tuviera un medio de comunicación como la BBC sería un país diferente". Le ha faltado decir que si no existiera TV3 en Cataluña, tampoco habrían salido como setas locuelos con ansias de protagonizar hechos delictivos en forma de golpes de estado.

Guardiola no desaprovecha ninguna ocasión para echar mierda contra España, y ahora lo ha vuelto a hacer poniendo en los altares a la BBC en detrimento de TVE. Dice que "España sería diferente" si TVE fuera como la BBC. ¿Y por qué tiene que ser diferente? ¿Porque así lo desea él? Que tendrá de malo la España actual que vive tranquila y sólo sobresaltada por los sustos de quien tiene TV3 como guía y alimenta así su vocación golpista y desestabilizadora.

Su hermana Francesca, la "embajadora"

A lo mejor lo que Guardiola imagina es que en una "España diferente" su hermana Francesca no estaría en el paro y seguiría viviendo del momio de la "embajada" catalana (?) en Copenhage. 85.000 euros anuales por vender Cataluña al mundo y, de paso, desprestigiar a España. Se entiende que esta España no le guste a Guardiola y prefiera el mundo de Yuppy que venden los separatistas, con embajadas para que los echufados pueda vivir del erario público.

A Pep Guardiola ya le hemos aguantado demasiadas cosas. Sobre todo haciéndole un hueco en la selección de España. Eso le interesó a Guardiola mientras duró porque le daba dinero. Entonces estaba bien calladito y no aireaba sus anhelos independentistas. Fue luego, cuando ya no necesitó a España para nada, cuando le salió la vena antiespañola.

Mientras le dura, que siga viendo la BBC que tanto le gusta y nos deje a los españoles en paz.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario