La traición más sonada del ursurpador Puigdemont ya tiene consecuencias en Cataluña

  • Cataluña
  • 11-07-2020 | 09:07
  • Escribe: Daniel Guerra

El ex president de Cataluña ha conseguido hacerse con el control de las siglas de JxCat a espaldas del PDeCAT.


Carles Puigdemont afirmaba recientemente que su intención era regresar a la política catalana desde Waterloo, y hacerlo con un partido propio.

Ahora, el expresident de Cataluña fugado de la Justicia ha conseguido su propósito, y se ha hecho con el control de la marca 'JxCat'.


Tal y como afirma Catalunya Radio, en el registro de partidos del Ministerio del Interior se ha producido un cambio en la presidencia de JxCat; si bien hasta ahora el nombre de la consejera del PDeCAT Laia Canet, figuraba en la presidencia del partido,ahora lo hace el del alcalde de Balenyà, Carles Valls, fiel seguidor de Puigdemont.

Así terminaba el de Waterloo, de forma unilateral, las negociaciones que llevaban produciéndose desde hace semanas, sin acuerdo, con el PDeCAT, habiendo insistido Puigdemont la semana pasada en que seguiría adelante con un nuevo partido al margen de la coalición electoral.


El PDeCAT se enfrentará a Puigdemont

El presidente del PDeCAT, David Bonheví, ha publicado un duro comunicado en contra del de Waterloo, acusando al expresident y sus seguidores de "romper con la palabra dada" y los "acuerdos firmados" en el PDeCAT sobre el uso de la marca JxCat.

"Lamentamos que este comportamiento y compromiso no haya sido asumido por todas las demás partes, rompiendo no sólo con la palabra dada, sino, incluso, con los acuerdos firmados, prescindiendo así de todos los principios de buena fe y confianza que deben regir el comportamiento ético y político" concluye el comunicado.



Así pues, los de la coalición política han criticado los cambios que se han producido en la marca política, asegurando que éstos debían ser "acordados y avalados por el Partido Demócrata".

Asímismo, Bonheví ha anunciado que se harán  "las consultas oportunas" en el registro de partidos para concer los detalles de este cambio en JxCat, y tomarán "las acciones legales necesarias" contra el fugado de Waterloo.

"Nos reiteramos que Junts per Catalunya no puede ser entendido sin el Partido Demócrata" ha establecido el presidente del PDeCAT. (¡El mundo al revés! TV3 le reclama a Hacienda el pago de 17 millones)

Otras fuentes aseguran, por lo contrario, que PDeCAT no puede permitirse perder su marca insignia, que es el centro de su actividad política,ya que perder JxCat sería perder el principal poder de negociación de Bonheví y los suyos.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario