La tierna historia de Cooper, el perrito jorobado al que nadie quería adoptar

  • Mascotas
  • 18-03-2019 | 08:03
  • Escribe: Redacción

Cooper nació con severos problemas de espalda hasta el punto de que en redes sociales lo tachaban de "deforme" o "defectuoso"


Cooper fue abandonado en un bosque a las pocas horas de haber nacido para que la naturaleza hiciera su función.

Su criador pensaba que no sobreviviría, pero estaba completamente equivocado. (¿Se puede ser más miserable? ¡Hallan cinco perros muertos y siete en unas condiciones deplorables en un criadero ilegal!).

El perrito estuvo aullando toda la noche en busca de ayuda, hasta que un refugio de animales se enteró de lo sucedido y acudieron a rescatarlo.

Cuando los voluntarios llegaron donde estaba el animal, no creían lo que sus ojos estaban presenciando. ¡¡Tenía la columna vertebral totalmente destruida!!

A pesar de todo, Cooper seguía con vida

Pese al dolor de no tener la espalda en condiciones, el perrito se aferró con uñas y dientes a la vida. (Un estudio desvela que hace 6.000 años los perros eran mucho más que mascotas).

Cooper solo quería una oportunidad para vivir feliz y disfrutar de la oportunidad de vivir. Él sabía que era diferente por fuera pero por dentro era un perro convencional, como todos los demás.

En el refugio, se sintió extraño y echaba de menos el bosque donde fue abandonado. Una de las voluntarias se percató de la tristeza del can y lo acogió en su casa hasta que alguien se ofreciera para adoptarlo.

Cooper recupera la felicidad

En su nuevo hogar, Cooper es feliz porque puede jugar con los demás perritos de la voluntaria y es ahí donde muestra su verdadera personalidad. (¡Indignante! La crueldad de algunos contra los perros no tiene límites)

Tanto es así, que un día, persiguiendo a sus nuevos compañeros de hogar, se fracturó el cuello.

Fue sometido a una operación y después de su exitosa recuperación, la voluntaria pensó que ya era hora de buscarle un casa definitiva.

Colgó sus fotos en la red, y los comentarios hacia el animal solamente iban enfocados hacía la burla: lo trataban de "deforme" y "defectuoso".

Finalmente, la cuidadora pensó que lo mejor para el perrito es que se lo quedara ella, y por suerte para Cooper, así lo hizo.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario