La terrible llamada de una hija a su madre para despedirse antes de morir

La terrible llamada de una hija a su madre para despedirse antes de morir

09/12/2018

| Jesús Malagón

Facebook
Twitter

Una joven italiana llamó a su madre minutos antes de fallecer en el incendio que tuvo lugar en junio del año pasado y que afectó a la mítica Torre Grenfell, ubicada en el barrio de North Kensington de Londres

El 14 de junio del año pasado, un incendio provocó la muerte de 72 personas en un rascacielos de Londres, la célebre Torre Grenfell, en el barrio de North Kensington.

La tragedia acaparó la atención de los medios de comunicación de todo el mundo y el escándalo que hubo tras saber que el edificio no cumplía con las normas de seguridad fue abrumador.

Transcurrido un año y medio de la tragedia londinense, se ha dado a conocer la espeluznante llamada telefónica de una joven que perdió la vida en el incendio despidiéndose de su madre de forma dramática antes de verse envuelta en llamas.

"Me duele por vosotros mamá, pero voy a cortar. No quiero que escuches mis gritos cuando esté muriendo". Esta fue la despedida que Gloria Trevisan, una chica italiana de 26 años, dedicó a su madre, Emanuela Disaro, antes de morir junto a su pareja de 27 años, Marco Gottardi.

Esta historia ha sido revelada por la propia progenitora, después de aportar esta información en el proceso judicial que se ha abierto para investigar a los responsables de la catástrofe.

Las llamas ya han llegado

"Gloria me llamó cuando las llamas avanzaban. Me dijo: Ahora me tiro por la ventana, te juro que el fuego ya está aquí, en el comedor. No puede ser el fin, no puedo terminar así", ha explicado la madre de la víctima.

Disaro trató de convencerla de que no ejecutara lo que la joven italiana tenía pensado hacer.

"No, no lo hagas, pásame con Marco, pero él estaba hablando por otro móvil con su padre. Y después, mi hija dijo las últimas y terribles palabras que escuché de su boca: Me duele por vosotros, mamá, pero voy a cortar. No quiero que escuches mis gritos cuando esté muriendo".

La madre prosiguió: "Me dijo que sólo quería desmayarse y no sentir nada más. Y me rogó que estuviéramos fuertes después del final".

Las últimas palabras de la chica en vida fueron: "Adiós mamá, corto. Ahora quiero estar junto a Marco".

La investigación del caso

Los expertos apuntan que el revestimiento colocado en la fachada estaba compuesto por un material inflamable que convirtió el edificio en un callejón sin salida. 

También ha habido críticas severas al operativo de rescate, que recomendó a los residentes que no salieran de sus apartamentos cuando el fuego ya estaba bajo control. 

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario