La terrible historia de Amri, el niño yemení que salvó a su hermana de un francotirador

  • Sucesos
  • 25-02-2021 | 06:02
  • Escribe: Álvaro Jiménez

La guerra civil de Yemen comenzó en 2014 y cerca de 450 niños han fallecido o han resultado heridos por disparos de francotiradores




Ruweida, una niña que vive en Yemen, sigue viva gracias a su hermano Amri. Cuando un francotirador disparó a la pequeña en la cabeza, Amri corrió para ponerla a salvo y la mantuvo con vida.

La hermana de Amri es uno de los 450 menores de edad que han fallecido o resultado heridos desde que comenzó la guerra civil de Yemen en 2014, según los trabajadores por los derechos humanos que están en la ciudad yemení de Taiz.



Una mujer muere tras recibir el trasplante de dos pulmones infectados por Covid-19

El pequeño ha explicado a la BBC como transcurrieron los hechos el día que un francotirador intentó acabar con la vida de su hermana. "El francotirador le disparó en la cabeza. Estaba muy preocupado por mi hermana y la agarré en la calle. El francotirador me disparaba a mi".



El tío de los niños, Hamid Saleh, ha atendido al mismo medio de comunicación y ha dado más detalles sobre el suceso. "Ruweida fue a buscar agua al tanque de una calle cercana del barrio".

Imagen dantesca en Italia: el derrumbe de un cementerio deja cientos de ataúdes en el mar



"Cuando volvía con el agua, un francotirador le disparó desde el lado este de la ciudad, donde están los Hutíes. Cuando se cayó, su hermano Amri estaba a su lado. Fue fuerte, duro", ha dicho.

"Trató de arrastrar a su hermana hasta la acera del otro lado y luego la llevaron rápidamente al hospital. Su situación era muy grave y pasó por dos operaciones. Pasó cuatro o cinco días en coma en la UCI", ha explicado Saleh.



La historia de la Hannibal Lecter australiana: Katherine Knight hizo 'brochetas' a su marido y se lo puso de cena a sus hijos

Ruweida está estable

El padre de Ruweida y Amri, Saleh Bin Saleh, ha señalado que la pequeña está estable. "La salud de Ruweida va mejorando pero no puede dormir porque le duele la cabeza. Todavía está enferma".

"Cuando trata de dormir no puede y siempre sacude la cabeza. Está asustada. Cuando le propongo ir a la tienda me dice: 'Papi, no'", ha comentado Saleh Bin Saleh sobre el estado de su hija.

Lo que todos los familiares reconocen es que el pequeño Amri salvó la vida a su hermana. Si el niño no hubiese acompañado a Ruweida, el desenlace podría haber sido muy distinto.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario