La terrible broma de mal gusto que sufrió Carmen Borrego en el Día de los Inocentes

  • TV y Cine
  • 29-12-2019 | 07:12
  • Escribe: Ana Villà

Carmen Borrego entra en pánico con la broma que le prepararon en 'Viva la vida'


Carmen Borrego ha vivido una de las tardes más complicadas en 'Viva la vida'. 

Es habitual que se gasten bromas en televisión aprovechando el día de los Santos Inocentes pero lo que vivió Carmen Borrego casi acaba de la peor de las maneras. 


Carmen Borrego "secuestrada"

El programa puso el ojo en Carmen Borrego para gastarle una broma pesada en la que vivió un falso secuestro. 

La desagradable sorpresa que se llevó la hija de María Teresa con toda probabilidad le va a costar olvidar. 


Todo ocurrió el pasado fin de semana cuando Carmen se encontraba en un coche de producción junto a su compañero Luís Rollán que estaba compinchado con el programa para que la broma fuese más creíble. 

Con Rollán de gancho nada podía salir mal y la inocentada salió redonda. Él se encontraba dentro del coche cuando recogieron a Carmen y ella en cuanto se subió le preguntó: "¿Pero qué haces aquí? ¿De dónde vienes?". "De ver a una amiga que estaba en el hospital", le dijo él. 



De este modo y sin sospechar nada, ambos ponían rumbo a Telecinco pero antes tuvieron que parar en una estación de servicio porque el conductor necesitaba ir al baño. Luis y Carmen se quedaron dentro del coche esperando al chófer mientras que veían que un hombre que llevaba una barra de pan bajo el brazo buscaba entre los coches. "A este le han dejado tirado, no para de buscar", dijo Carmen sin saber que se trataba de un actor. 

El hombre, al ver que ambos se encontraban dentro del coche y que en el asiento del conductor no había nadie, no lo dudó, se montó y antes de que les diera tiempo a salir, echó los seguros. De este modo, ambos quedaban atrapados. 

"Ay, me muero de miedo. ¿Qué quieres?", le preguntó Carmen. Él le dijo que su mujer y su hija eran muy fans de ella, creyendo que Carmen era en realidad Terelu, y le aseguró que la llevaría a la casa familiar que estaba cerca de allí. 

La cara de Carmen iba descomponiéndose poco a poco y mientras aseguraba que tenía claustrofobia no dejaba de pedirle que les dejara salir. "Abre la puerta y hacemos lo que quieras", le pidió en reiteradas ocasiones. 

Borrego, muy asustada, no dejó de dar golpes a las ventanas a la vez que gritaba: "¡Por favor! ¡Por favor!"

Incluso hubo un momento que se abalanzó sobre él con el fin de intentar quitarle las llaves aunque sin éxito. Además, le prometió que se haría fotos e iría a saludar a quien quisiera mientras no dejaba de insistir: "¡por favor! ¡Por favor! No arranque, no arranque". 

Finalmente, el conductor del coche regresó y consiguió que el "secuestrador" desbloqueara las puertas. En ese preciso momento, Carmen salió despavorida y visiblemente asustada del coche. 

Poco después, Carmen supo que se trataba de una broma para el día de los Inocentes y no pudo evitar sentirse muy disgustada y aliviada a la vez. "No se puede hacer una inocentada así, sois unos hijos de... Yo no estoy como para ir ahora al programa, estoy para irme a mi casa", señaló. 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario