La respuesta sincera de este abuelo a su nieta "destroza" Internet

  • Sucesos
  • 08-11-2021 | 12:11
  • Escribe: Laura Abad

Los usuarios de las redes sociales se vuelcan a agradecer esta nueva lección de vida que dan los más mayores de la casa.




A pesar de vivir en un momento en el que el 'mindfulness', la salud mental y la necesidad de encontrar huecos para uno mismo están de moda, sobre todo, por las necesidades mentales de muchos ciudadanos después del encierro del estado de alarma, la realidad es que, en muchas ocasiones, las personas viven en un constante torbellino de estrés y emociones, en el que es difícil llegar a pararse para disfrutar de las pequeñas cosas del día a día.

Y es que muchas son las preocupaciones que persiguen al ciudadano medio español, al igual que en otros muchos países del mundo: el trabajo, la familia, los gastos, el ahorro, el mantenerse activo en las redes, seguir formándose... muchos son los objetivos a alcanzar, y el tiempo, verdaderamente escaso.



Una adolescente se salva de ser secuestrada por un gesto viral de TikTok

Sin embargo, aún hay peronas que consiguien oponerse a esta velocidad social en la que se vive actualmente, y apreciar las pequeñas cosas del día a día; es el caso de este abuelo que, de manera muy sincera, respondía a su nieta ... con una respuesta que se volvía viral en las redes sociales.



"Le he pedido a mi abuelo una lista de cosas que le hacen feliz, y me encuentro personalmente destrozada" ha explicado la joven, que no ha dudado en compartir el mensaje de su abuelo en redes sociales, dejando así una lección para la Historia.

Las redes sociales se vuelcan con la respuesta del anciano

"Cuando voy a Huelva a ver a mi hijo y a mis nietas" escribe, en primer lugar, el abuelo de la joven; un primer punto que, sin duda, ha enternecido a más de uno en redes sociales; eso sí, el resto no son menos emotivos:"tocar la guitarra", "despertarme y ver a mi mujer junto a mí" o "bajar a desayunar a la terraza del bar" son algunos de los puntos "preferidos" del día a día de este anciano.



Puntos que han emocionado a los usuarios de las redes sociales, que no han dudado en repetir el experimento con sus propios abuelos, recibiendo respuestas parecidas: "Creo sinceramente que gran parte del malestar que sentimos en ocasiones las personas procede de haber olvidado lo importante que es saborear lo cotidiano" confiesa un usuario. 

Otro, además, no duda en aconsejar a la joven que aproveche el tiempo, antes de que sea demasiado tarde: "comparte todo el tiempo que puedas con él, porque habrá un día en el que ya no esté, y no sabes cuándo es. Muchos no podemos, aunque les llevemos en el corazón".



No es Jurassic Park, pero lo parece: un avestruz persigue en una carrera frenética a un grupo de ciclistas en Sudáfrica

Y es que la generación del abuelo de la joven sabe lo que no es tener nada: generaciones de la posguerra, que vivieron con apenas un plato al día, sintiéndose afortunados por tener un techo bajo el que dormir, trabajando de sol a sol, y apreciando cada pequeño 'capricho' que llegaba  a casa.

Generaciones que siguen disfrutando de los pequeños placeres de la vida, y que nos recuerdan que, más allá del trabajo, del dinero, o de la posición social... hay otras cosas que son aún más valiosas: la familia, la amistad, el aprender a aprovechar los recursos, arreglar las cosas caseras... en definitiva, ser cada vez más humanos.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario