La República Catalana del 3%

  • Cataluña
  • 22-11-2019 | 23:11
  • Escribe: Pedro Riscal

La Guardia Civil sorprende a Puigdemont en su etapa de alcalde de Girona salpicado por la trama del 3%.


En Carles Puigdemont y sus correligionarios había algo más que patriotismo en su obsesión enfermiza por desligarse de España y proclamar la República Catalana. Había también un interés económico, una necesidad de perpetuar la corrupción del 3% que Convergencia Democrática de Cataluña puso de moda en la Generalitat en el pasado reciente.

La cultura del 3%

Eso era lo que pretendió hacer Carles Puigdemont en Gerona y lo que quería trasladar a la nueva República. El estilo del 3%. La Guardia Civil está investigando determinados comportamientos de Puigdemont en el pasado reciente que dan pie a interpretar que intentó instaurar y perpetuar el Régimen del 3% en Gerona manipulando los concursos a cambio de comisiones. (¡¡Pillado!! Esto es lo que decía Puigdemont sobre la DUI días antes de llevarla a cabo)


El diario El Mundo ha tenido acceso al informe presentado por la Unidad de la Policía Judicial presentado a la Audiencia Nacional que confirma las pretensiones de Puigdemont a través de materiales intervenidos a empresarios y ex altos cargos de la Generalitat.

En ese informe aparece la constructora Oproler con el fin de "facilitar la adjudicación de contratos públicos", así como de obtener "algún tipo de privilegios y discrecionalidad en la adjudicación final". Se trata de una fórmula que esta empresa ya utilizó en muchas entidades públicas a cambio de mordidas, explica la misma fuente. Y Puigdemont quiso extrapolarla al Ayuntamiento de Gerona. Ese era el modelo a seguir en la soñada Republica Catalana, la República del 3%.


La Guardia Civil ha recopilado información sobre las reuniones que Puigdemont mantuvo con Antoni Vives, exteniente de alcalde de Barcelona, y Ángel Sánchez Rubio con el fin de que el hoy fugado de la justicia validara el "modelo de licitaciones amañadas". (¿De qué vive Puigdemont? Un juez busca irregularidades con dinero público en sus ingresos)

Se produjeron una serie de contactos entre Puigdemont, Vives y Sánchez Rubio, al que en el informe de la Guardia Civil se cita como "presunto autor de los delitos contra la Administración pública, tráfico de influencias, alteración de precios en concursos y subastas públicas, corrupción entre particulares, malversación, cohecho y pertenencia a organización criminal".



Regalos para Puigdemont

El mismo informe retrata el estilo Puigdemont en Gerona que pretendía extrapolar a la República Catalana y que consistía en "conseguir concursos para Oproler "en las fechas previas a los anuncios de publicación, durante el desarrollo de los procesos de adjudicación y en fechas posteriores". Al tiempo que él recibía "regalos de servicios varios, como agasajo por el apoyo a la adjudicación de las obras".

Puigdemont ya estaba "fichado" por la Guardia Civil en su época de alcalde de Gerona como implicado en el escándalo del 3%, cuando averiguó que Oproler había invitado al entonces alcalde al Camp Nou para ver un partido del Barça. (Puigdemont el auténtico 'líder de los gilipollas': ¡¡"Felipe VI será el último Borbón que osó reprimir a los catalanes"!!)

El Mundo recoge un documento que no deja lugar a dudas: "Ayer llevé al fútbol al alcalde de Gerona. La lluvia nos respetó y el resultado (del partido y de la invitación) fue magnífico. Espero nos ayude a entrar en el Ayuntamiento de Gerona", escribió Josep Manel Bassols, delegado de la empresa Oproler en Cataluña, al propietario de la compañía, Sergio Lerma.

Esta es la tierra prometida de Puigdemont a los catalanes, una tierra de corrupción y chanchullos para favorecer a la privilegiada clase dominante. Esta era la respuesta de Puigdemont al "España nos roba". Si España roba... ¿nosotros más?

Facebook Twitter
Deja tu Comentario