La relación nunca contada de Iván Redondo con la reina Letizia

  • Política
  • 12-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
El exasesor de Pedro Sánchez y la reina consorte están más unidos de lo que parece


Iván Redondo ha sido una de las figuras más misteriosas y polémicas del Gobierno de Pedro Sánchez. Durante su estancia en La Moncloa, controló absolutamente todos los aspectos de la vida pública y privada del presidente, inmiscuyéndose en todos y cada uno de los asuntos que pasaban por las manos de Sánchez hasta su caída.

Redondo había sido el fiel escudero de Pedro Sánchez desde su resurrección como líder socialista, manteniéndose a su lado en los momentos más críticos y trayendo una nueva forma de hacer comunicación política a nuestro país. Tomando como referencia el modelo estadounidense, Iván Redondo buscó la implicación absoluta de Begoña Gómez, mujer de Sánchez, en los actos públicos del presidente, animándola a realizar actos en solitario con el objetivo de afianzarse en su papel de primera dama española.



Todas estas nuevas formas de comunicar desaparecieron rápidamente y han quedado en el olvido con el sorprendente cese de Iván Redondo por parte de quien fuera su valedor y amigo: Pedro Sánchez. El presidente decidió prescindir de sus servicios como comunicador político y, desde entonces, ha optado por una comunicación más conservadora, menos arriesgada y con menos posibilidades de generar respuestas negativas en el electorado.

Sin embargo, sus actividades como asesor de comunicación no solo estuvieron al servicio del presidente del Gobierno. Iván Redondo, para entonces, había atesorado mucha experiencia en el asesoramiento comunicativo a diferentes entidades y políticos. Incluso, fundó su propia empresa de comunicación y márketing político en 2009, llamada Erre & Asociados



Mientras mantenía este trabajo empresarial con su mujer Sandra Rudy Cobo, Redondo fue viajando por toda España asesorando a diversas empresas y entidades, tanto públicas como privadas, y a otros tantos gabinetes de políticos, como el que fuera presidente de Extremadura en su momento: José Antonio Monago. Pareciera que la experiencia bajo el líder extremeño del PP gustó a Iván Redondo, que continuó buscando la forma de estar involucrado en la política pero acercándose a los más altos niveles de poder en nuestro país.

Durante su ascenso hasta el gabinete de comunicación de Pedro Sánchez, Redondo estuvo radicado en diferentes ciudades españolas, como San Sebastián o Cáceres. A pesar de tener fijada su actual residencia en Madrid, tanto Redondo como su mujer se ven obligados a realizar viajes a sitios como País Vasco o Navarra por trabajo. Ahora que Redondo ya no está atado a la capital, este ha vuelto a asumir la función de director de Erre & Asociados, que delegó en su mujer Sandra Rudy cuando fue llamado por Sánchez para que fuera su escudero en prácticamente todos los asuntos públicos.



Antes de ser uno de los hombres más polémicos de todos los tiempos, Redondo también había tenido sus roces con las altas personalidades. Trabajando bajo la firma Erre & Asociados, el exasesor de Sánchez había sido contratado por el Sindicato Nacional de Enfermería, donde actuó como asesor de comunicación del Gabinete de Presidencia. Durante este tiempo, coincidió en varias ocasiones con Paloma Rocasolano, la madre de la actual reina consorte, Letizia Ortiz.

Con todo, siempre quedará la duda de qué provocó la caída de Iván Redondo, que parecía ser uno de los hombres más poderosos de nuestro país y que, de un día para otro, quedó apeado de las más altas esferas de poder en España. Quizá su ambición de ser ministro de la Presidencia provocó una reacción negativa en Pedro Sánchez, quien es el único encargado de designar y cesar a los ministros. O quizá simplemente fueron desavenencias amistosas en la forma de trabajar de Redondo. Solo Sánchez y Redondo lo saben de verdad.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario