La Reina Isabel II se mantiene 'indómita' contra el Covid-19

  • Política
  • 28-12-2020 | 09:12
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

La Corona británica se mantiene firme, mientras el país atraviesa una crisis sin precedente, muy marcada por la debacle económica.


"Para muchos, este año estará teñido de tristeza. Unos lamentarán la pérdida de alguna persona que querían, mientras otros echarán de menos a sus amigos y familiares al estar lejos de ellos por seguridad, cuando lo único que realmente todos queremos en estas fechas es un abrazo".

Así se ha pronunciado la Reina Isabel II, de Reino Unido, en su tradicional discurso navideño desde el palacio de Windsor.


Un discurso que, sin embargo, ha sido aprovechado por la monarca para ensalzar "el espíritu tranquilo e indómito" de los británicos, que han "resurgido magníficamente" en este complicado año: "La gente ha sabido hacer frente a los retos y dificultades de este año y esto me llena de orgullo".

La llegada de la vacuna provoca más enfado que alegría


"Necesitamos que la vida continúe" ha asegurado Isabel II, centrando su especial agradecimiento a los jóvenes, "por el papel que han jugado", y al personal sanitario, "que han sido capaces de encender una luz para nosotros, con los increíbles logros de la ciencia moderna".

Una ciencia que ha conseguido desarrollar en tiempo récord la ansiada vacuna contra el coronavirus, en un momento de desesperanza para el Reino Unido, que esta semana hacía pública la aparición de una nueva cepa del coronavirus, mucho más contagiosa que la anterior, y que hacía especial hincapié en Londres y en el sur este de Inglaterra.



La economía británica, la gran víctima del Covid-19

A pesar del mensaje de fuerza y buena esperanza que la monarca ha querido enviar a sus súbditos, la longeva Reina no ha podido evitar ser sincera en cuanto al complicado momento que atraviesa el país, social y económicamente. 

"Es un tiempo de perturbaciones en la vida de este país, que han traido, a algunos, sufrimiento, a muchos, dificultades económicas, y a todos nosotros, enormes cambios en nuestra vida cotidiana" ha asegurado la Reina Isabel II.

Unas "dificultades económicas" que suponen la mayor contracción económica del país en 300 años, con una caída del PIB del 11,3% en 2020 debido a los efectos del coronavirus en la economía británica. Una caída libre que ha provocado el mayor endeudamiento presupuestario de la historia de Reino Unido "en tiempos de paz", con un préstamo de 394.000 millones de libras, lo que supone un endeudamiento público del 19% del PIB.

Estados Unidos, víctima de un hackeo que pone en riesgo su armamento nuclear

"El impacto será duradero" ha afirmado el ministro de Economía, Rishi Sunak, al presentar ante el Parlamento la llamada Revisión del Gasto.

Un impacto que únicamente ha contabilizado, de momento, las consecuencias de la pandemia en la economía nacional, y a las que habría que incorporar las posibles y devastadoras consecuencias del Brexit, a punto de ser efectivo. 

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario