La razón por la que Google sabe cuánto te mide el pene o si tu marido es homosexual

  • Tecnología
  • 02-08-2020 | 06:08
  • Escribe: Pablo Ruiz

Somos lo que googleamos…¡Las búsquedas de Google revelan tus secretos más oscuros!


Todos los seres humanos mentimos para que los que nos rodean piensen bien de nosotros…¡Excepto cuando googleamos!

“La gente le cuenta cosas al buscador que no confiaría ni a su mejor amigo”, explica Seth Stephens-Davidowitz, analista en datos y extrabajador de Google al diario El Mundo.


“Estas búsquedas constituyen el conjunto de datos sobre la psique humana más importante jamás recopilado en la Historia”, añade el analista.

Tras analizar millones de búsquedas durante más de cuatro años en Google y en todo tipo de webs, Stephens-Davidowitz ha publicado un ensayo (‘Todo el mundo miente’ (Capitán Swing)) en el que lleva a cabo un retrato íntimo de nuestra sociedad.


“Google se inventó para que la gente conociera el mundo, no para que los investigadores conociéramos a la gente”, reconoce Davidowitz

“Sin embargo, los rastros que dejamos al buscar en internet también son tremendamente reveladores sobre quiénes somos”, añade.



Su estudio demuestra que cuando nadie nos ve, en la soledad de nuestra pantalla, somos de lo peorcito: racistas, egocéntricos, viciosos, obsesionados con el sexo y depresivos, entre otras cosas nada buenas.

Concretamente, su investigación pone de manifiesto que los hombres buscan más sobre su pene que por el resto de las partes del cuerpo juntas.

“Mis amigos me confirmaron que le contaban a Google las cosas que realmente les preocupaban, sin filtro, así que decidí ponerme a investigar”, explica Davidowitz, que encontró en Google Trends su fuente de inspiración.

“Mi novio no quiere acostarse conmigo”

Y es que lo que escribimos en la cajita blanca del buscador, multiplicado por millones de búsquedas (o cajitas blancas llenas) puede llegar a revelar mucho sobre los humanos.

Mientras a las mujeres les preocupa su falta de actividad sexual en pareja, pues teclean “Mi novio no quiere acostarse conmigo” el doble de veces que los hombres; los varones tienen una gran inseguridad a la hora de practicar sexo y principalmente el tamaño de su pene.

Tres ejemplos:

1. Los hombres buscan más veces cómo alargarse el pene que cómo hacer una tortilla o cambiar una rueda.

2. En las búsquedas de los efectos secundarios de los esteroides, a los hombres les preocupa más que les reduzca el pene a que dañe su salud de forma grave.

3. “¿De qué tamaño es mi pene?”, es una de las preguntas más frecuentes cuya respuesta más eficaz sería coger una regla en lugar de consultárselo a Google.

La cajita blanca del buscador de Google no miente y permite conocer los detalles más íntimos de los seres humanos.

Por ejemplo, el machismo también aflora hasta en las zonas más progresistas de EE.UU., donde los padres buscan 2,5 veces más si su hijo es superdotado cuando es niño que cuando es niña.

“¿Está gorda mi hija?”, se busca el doble que se equivalente masculino.

“El sesgo contra las mujeres es más amplio y profundo de lo que queremos creer”, explica Stephens-Davidowitz, que añade: “los próximos Freud, Marx o Foucault serán expertos en datos”. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario