La razón por la que en los quirófanos hace frío

  • Enciclopedia
  • 24-09-2021 | 09:09
  • Escribe: Redacción

En los quirófanos, los lugares en los que se llevan a cabo las cirugías, siempre hay una temperatura más baja que en otras zonas del hospital




Los hospitales son lugares que, por lo general, tienen una temperatura más elevada de lo habitual en casi todas sus zonas. Sin embargo, en el quirófano suele estar por debajo de los 20 grados por una razón que te contamos a continuación.

Los quirófanos suelen tener una temperatura que oscila entre los 16 y los 20 grados. Nada más entrar da una sensación de frío ya se suele pasar de los 22-26 grados del resto de salas a los menos de 20 grados que hay en este lugar concreto.



Las 5 ventajas de dormir desnudo

Uno de los aspectos que determinará la temperatura es el tiò de cirugía. Hay algunas intervenciones en las que hay que acercar más la temperatura a los 16 grados mientras que en otras se puede fijar en los 20 grados citados anteriormente.



Las lámparas quirúrgicas en la sala  proporcionan una gran cantidad de calor sobre la mesa de operaciones, además el cirujano está con máscara, guantes, gorro y bata y al realizar un procedimiento quirúrgico que dura varias horas es importante asegurar su comodidad para una ejecución perfecta.

Sin embargo, la razón más importante por la que hace frío es, sin duda, por las microbacterias. Les gusta el calor, por lo que bajar la temperatura del quirófano ayuda a que se desarrollen a un ritmo más lento durante la operación.



Debido a que el paciente está más al descubierto, hay que evitar por todos los medios que salga del quirófano con otra enfermedad. No sirve de nada curarle de una enfermedad si sale de la sala con otra por lo que hay que extremar las precauciones en este aspecto.

Los beneficios inmediatos de dejar de fumar



El paciente

El paciente, que necesita una temperatura más elevada para tener un mayor confort, suele estar cubierto con una manta durante la intervención para que no sufra hipotermia. De esta forma se puede regular su temperatura corporal.

Para frenar a las microbacterias, además de la temperatura dentro del quirófano, hay que limpiar, desinfectar y esterilizar los materiales y las superficies. De esta forma, el riesgo de contraer otra enfermedad se reducirá al mínimo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario