La razón de su enfrentamiento: ¿qué pasó entre la secretaria de Pujol y Marta Ferrusola?

La razón de su enfrentamiento: ¿qué pasó entre la secretaria de Pujol y Marta Ferrusola?

03/04/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

La relación entre ambas mujeres nunca ha sido realmente fluida

Jordi Pujol ha sido uno de los nombres clave en la historia política de Cataluña, resposable de mantener su identidad a lo largo del proceso de Transición y encabezando el gobierno de la Generalitat entre 1980 y 2003, un reinado muy largo que permitió que la familia Pujol se asentara de forma definitiva en el poder. Esta instalación en las más altas esferas que persiste a día de hoy ha traído consecuencias muy graves a los Pujol, investigados por varios delitos cometidos durante la etapa de esplendor del partido que fundó el propio Pujol: Convergencia Democrática de Cataluña.

Al mantenerse durante tanto tiempo en el poder, Pujol no podía confiar solo en su familia. También tuvo que aprender a delegar en otras personas de su entorno laboral. Una de estas personas de máxima confianza fue su secretaria Carme Alcoriza, encargada de realizar todo tipo de tareas para Pujol. A pesar de que el fundador de Convergencia se retiró de la primera línea política en 2003, Alcoriza continuó trabajando para Pujol debido al enorme peso que tenía dentro del partido: era uno de los nombres fuertes de Convergencia y trabajaba exclusivamente para Jordi Pujol.

Además, la relación laboral entre ambos abarca más años de los que Pujol ocupó el sillón de presidente de la Generalitat: varios periodistas sostienen que los contactos en Alcoriza y Pujol ya eran fluidos antes de su llegada a la presidencia de la Comunidad y que, varios años después de su retirada, Alcoriza seguía ayudando a Jordi Pujol en sus gestiones diarias.

Sin embargo, esta dedicación absoluta a Jordi Pujol tenía un precio elevado. Su eficiencia y rapidez en la gestión y en conseguir todo lo que el presidente de la Generalitat necesitaba le costó al erario público en forma de sueldo de más de 90.000 euros que iba a parar directamente a los bolsillos de Alcoriza. La cercanía a Jordi Pujol y un perfecto conocimiento de todas sus situaciones en todos los niveles de la vida pública generó un conflicto entre Marta Ferrusola, su mujer, y la propia Alcoriza, la única con el conocimiento y la valentía necesarias para negar o discutir los tejemanejes de Ferrusola para impedir que estos perjudicaran a Pujol.

Esta intromisión de Alcoriza en la vida de Pujol no le sentó bien a Marta Ferrusola, que automáticamente se enemistó con la secretaria de Jordi Pujol. La relación entre ambas era inexistente, hasta el punto de rozar el mal gusto y la antipatía profesional entre ambas mujeres. No era ningún secreto que ambas aprovechaban la más mínima ocasión para desautorizarse o ridiculizarse delante de varias personas o incluso ante los medios y la opinión pública.

El antiguo jefe de prensa de Pujol, Ramón Pedrós considera que "La complicada relación entre Carme Alcoriza y Marta Ferrusola se situaba en un terreno resbaladizo. Su devota inclinación ante la gigantesca magnitud política de su jefe hizo que intuyera que la única dificultad capaz de erosionarlo podría surgir solamente de su propio entorno familiar". Alcoriza pareció no equivocarse con el paso de los años, cuando el 'caso Pujol' saltó por los aires y destruyó totalmente la reputación de una familia y de un hombre que jamás había roto un plato y se había eregido como el catalán por excelencia: honrado y trabajador.

La relación entre Alcoriza y Ferrusola era realmente áspera, al punto que ambas despreciaban a la otra. Cuando Jordi Pujol fue entrevistado por Vanity Fair en 2012, Alcoriza tuvo una breve aparición en aquella entrevista, en la que aprovechó para dar un golpe durísimo hacia la mujer del expresidente de la Generalitat: "Siempre digo que vive conmigo y duerme con la otra". Estas palabras de Alcoriza probablemente no fueran del agrado de Ferrusola, que seguramente le pediría cuentas a su marido después de leer la entrevista.

La cercanía que Alcoriza tenía con Pujol la consolidó como la mujer con más poder de la Generalitat durante los años de gobierno de Pujol, actuando como un filtro "muy severo" para dar el visto bueno a los invitados o aquellas personas que desearan ver al presidente de la Generalitat. En constante enemistad y guerra con Marta Ferrusola, Carme Alcoriza ha demostrado su fidelidad a Jordi Pujol en muchas ocasiones, incluso en aquellas que parecían impensables. Con todo, esta tormentosa relación marcó un antes y un después en la historia política catalana: lo único que ambas mujeres, tan diferentes, tenían en común era "una lealtad a prueba de bombas" hacia un político que marcó un antes y un después en la historia de Cataluña y España.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario