La prueba más evidente del bochornoso trato de favor a Torra tras su inhabilitación

  • Cataluña
  • 09-01-2020 | 08:01
  • Escribe: Pablo Ruiz

El alcalde del PP de Valladolid fue destituido en 2015 por desobedecer y a Convergència le pareció justo




Para los independentistas España es una especie de Corea del Norte, aunque España lidera los rankings internacionales de libertad, democracia y derechos humanos.

La decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitar a Quim Torra por desobediencia ha indignado al independentismo.



La inhabilitación como diputado de Torra conlleva, lógicamente, la pérdida de su condición de presidente de la Generalitat.

¡Injusticia flagrante!, ¡abuso de poder!, ¡la sentencia de la JEC todavía no es firme! o ¡represión! proclaman los independentistas.



Antes apoyan la Ley, ahora les parece injusta

Sin embargo, tanto Convergència como ERC guardaron silencio en 2015 cuando, aplicando la misma ley, el alcalde de Valladolid fue destituido por desobediencia, aunque la sentencia tampoco era firme en esa ocasión.

Ningún indepe dijo entonces que España era un estado fascista, pero claro, se trataba de un alcalde del PP.



Doble rasero

Contra un alcalde del Partido Popular todo vale, contra un indepe supremacista la misma Ley que Convergència i Unió (actual JxCat) apoyó en 2011 es una injusticia.

Dicha reforma, fue aprobada por Zapatero en 2011 y apoyada por Convergència.



Pero claro, entonces la JEC inhabilitaba a concejales del PP y a los indepes les parecía bien.

Retratados

Ahora, como el viento sopla en contra de RacisTorra, los separatistas hablan de injusticia y abuso de poder, pero lo que hacen en realidad es poner de manifiesto el repugnante trato de favor a Torra tras ser inhabilitado.


 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario