La prueba de que la ultraizquierda sólo condena la violencia cuando le interesa: Iglesias, Teresa Rodríguez, Echenique, Errejón...

  • Política
  • 04-04-2021 | 08:04
  • Escribe: Daniel Guerra




Este fin de semana, la sede de Unidas Podemos en Cartagena ha sufrido un ataque, perpetrado por varios jóvenes, que intentaban incendiar el local con cócteles molotov.

Un ataque ante el que los principales representantes políticos de izquierdas, así como sus simpatizantes, han querido mostrar su rechazo a través de las redes, como es el caso de Teresa Rodríguez: "Toda mi solidaridad con toda la gente de Podemos Cartagena.Condena total del atentado y del fascismo. En Andalucía estamos a vuestra disposición para lo que necesitéis. Siempre".



Palabras que, sin embargo, no sólo han mostrado el apoyo entre los partidos y representantes de izquierdas, sino también su doble vara de medir, dependiendo de quién sea la víctima de estos atentados.

Así pues, la propia Rodríguez, en 2014, justificaba en Twitter el ataque a la sede del Partido Popular: "No hay que mirar las consecuencias, sino las causas y los responsables de que la gente llegue a este nivel de desesperación" aseguraba la podemita. 



Pablo Iglesiasse quita la mascarilla y desafía al Gobierno de Sánchez

Una justificación que también explicaba el por aquel entonces secretario de Política de Podemos, y actual líder de Más País, Íñigo Errejón: "se está generando un caldo de cultivo en el que mucha gente está desesperada y puede tomar decisiones drásticas, terribles, y por supuesto, condenables como ésta".



Desde la defensa de Hásel a los ataques a los representantes de Vox

Los ataques a las sedes de los partidos políticos no han sido los únicos actos reprochables socialmente que han defendido los líderes de la extrema izquierda.

Así pues, el ataque a los dirigentes de Vox en la localidad vizcaína de Sestao, que acabó con la agresión a la diputada Rocío de Meer durante el acto de campaña, fue "deslegitimado" por los podemitas. En concreto, por Pablo Echenique, que llegó a asegurar que la sangre de la diputada de Santiago Abascal era "kétchup".



"Sólo hizo falta un poco de ketchup para que se tragaran un bulo como una catedral" aseguraba el podemita en Twitter, siendo rápidamente desmentido en la misma red social por la diputada afectada.

"Votar a Iglesias es votar una lista de manteros, okupas y agresores"

Pablo Iglesias utilizaba el mismo argumento de 'exageración' de los hechos; esta vez, criticando a los medios de comunicación que cubrían los actos violentos y las manifestaciones que se producían, en Madrid y Barcelona, por el encarcelamiento del rapero Pablo Hásel.

"Luego está la exageración de estos días" asegura el texto del líder podemita "manifestaciones con bronca y cargas policiales lleva habiendo desde tiempos inmemoriales, y por ello, sorprende ver cómo las televisiones han elevado a categoría de suceso extraordinario y apocalíptico el que en torno a la Puerta del Sol se rompieran algunos escaparates".


Facebook Twitter



Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario