La primera cena de Juan Carlos I en suelo español: alimentos locales y con amigos

  • Política
  • 20-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
El regreso del rey emérito es todo un acontecimiento a nivel nacional e internacional


Después de mucho tiempo, Juan Carlos I ha vuelto a pisar tierras españolas. El inicio de las regatas gallegas, uno de los pasatiempos favoritos del exmonarca, ha terminado propiciando su vuelta pero bajo las condiciones exigidas por el Gobierno y su hijo, ahora rey. Este regreso pactado ha supuesto un terremoto mediático y en redes sociales, puesto que no todos pensaban que el regreso del rey emérito fue la decisión correcta.

Sea como fuere, el padre de Felipe VI aterrizó hace dos días en nuestro país, después de un vuelo privado desde su última residencia en uno de los aviones más rápidos de todo el mercado. Durante el trayecto, el exmonarca se emocionó cuando el piloto anunció la cercanía del aparato con España, y tuvo un momento de desconexión total cuando por fin pisó suelo español después de que abandonara el país hace dos años.



El trayecto de Juan Carlos I apenas le ha permitido detenerse a contemplar unos paisajes que conoce muy bien, pero la situación respecto de su figura es realmente delicada, lo que exige tomar ciertas precauciones. Y él lo sabe. Por eso decidió confiar, para su alejamiento en su regreso a nuestro país, en sus amigos de toda la vida: Pedro Campos y su familia.

El exmonarca comenzó a ser un habitual del hogar de Pedro Campos en un determinado momento, cuando coincidieron en una regata en 2014 en la que ambos participaron juntos. El propio Pedro Campos señala que el monarca, en sus anteriores visitas a Galicia, Juan Carlos I se alojaba en hoteles y casas rurales. En ese mismo año, Pedro Campos tuvo como invitado al rey emérito, una costumbre que jamás cambiaría desde entonces y que ambos seguirían al pie de la letra desde 2014.



Lógicamente, la primera cena del rey emérito ha sido típica de la zona: en un ambiente distendido y relajado dentro de la casa de Pedro Campos, el rey emérito, el regatista y empresario y su familia han podido disfrutar de los productos gallegos locales por excelencia, con el objetivo de que Juan Carlos I se sienta nuevamente como en casa dentro de nuestras fronteras y con el objetivo de reservar energías de cara a un fin de semana que se antoja lleno de intervenciones públicas y apariciones ante los medios de comunicación.

El regreso del rey emérito no ha dejado indiferente a nadie. El rey emérito ha optado por instalarse en uno de sus lugares vacacionales favoritos, con la esperanza de poder encontrar un lugar donde asentarse definitivamente en nuestro país y poder retomar una vida similar al que llevaba cuando se vio obligado a abandonar España por el bien de la reputación y la imagen de la Corona.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario