La política mediática de Ximo Puig hace saltar las alarmas en la Comunidad Valenciana

  • Política
  • 29-07-2019 | 09:07
  • Escribe: Iker Gurpegui

El presidente socialista no se corta a la hora de beneficiarse a sí mismo


Ximo Puig suma y sigue. El presidente de la Generalitat Valenciana ha visto como su hermano está acusado de pactar precios con otros productores para conseguir contratos de la nueva televisión autonómica, À Punt. 

Pero no solo es eso: El Diario ha destapado que "el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, participó en la votación del pleno del Consell el pasado 15 de marzo que aprobó por unanimidad el decreto que permite al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) hacer quitas sobre acreedores como si de un banco privado se tratara". 


"La decisión no tendría más necesidad de mención si no fuera porque días después de aprobarse esta normativa, el banco público valenciano condonó el 70% de una deuda de 1,3 millones de euros que tenía un grupo de comunicación en el que tiene acciones el propio Puig, en concreto 177.886,8 euros", explican.

600.000 euros en publicidad

Y recuerdan que "Puig tiene desde finales de los años 70 acciones en Mediterráneo de Castellón, periódico donde inició su carrera profesional. Los títulos los consiguió junto a otros empleados con el dinero de unos despidos. Con el tiempo y tras varios cambios accionariales, Puig ha llegado a atesorar los 177.886,8 euros actuales, alrededor de un 1,2% del total". 


Recuerden que estas acciones se han revalorizado ahora que el grupo Prensa Ibérica se ha hecho con el Grupo Zeta, que tenía entre otros medios al periódico Mediterráneo de Castellón, que durante la última legislatura se llevó 600.000 euros en publicidad institucional de la Generalitat. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario