La policía activa la alerta máxima: buscan a dos hombres por secuestrar, pinchar y violar a una menor de edad

La policía activa la alerta máxima: buscan a dos hombres por secuestrar, pinchar y violar a una menor de edad

13/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

Las fuerzas del orden avisan a todos los participantes de fiestas y eventos multitudinarios

Los pinchazos están siendo el principal caballo de batalla de las autoridades policiales durante la presente temporada veraniega. Además de en locales y salas de fiestas también se está extendiendo a otros lugares fuera de estos eventos multitudinarios donde se coincide con muchas personas y los agresores pueden actuar con mayor impunidad.

Alicante está conmocionada por el nuevo suceso que se ha producido en la provincia de la Comunidad Valenciana. La policía local busca a dos hombres acusados de un horrible crimen: pinchar, secuestar y agredir sexualmente durante dos días a una menor de tan solo 14 años. Debido a la gravedad de los delitos cometidos, las fuerzas policiales han redoblado sus efectivos y solicitan la colaboración ciudadana con el objetivo de atrapar a los dos individuos.

Según los primeros análisis realizados a la menor, habría sido sometida gracias a una droga que anula la voluntad y hace perder la consciencia a quien la recibe, con el objetivo de que ofrezca la menor resistencia posible a cualquier individuo que intente cometer algún acto delictivo. De esta forma, los dos sospechosos podrían haber reducido a la joven y haberla secuestrado sin oposición alguna.

Ambos retuvieron a la menor de 14 años durante dos días en una localización desconocida, donde abusaron de ella y la agredieron sexualmente durante ese plazo de tiempo. Sus padres, al notar que no llegó a casa, movilizaron rápidamente una búsqueda y denunciaron su desaparición a la policía local, que inició las pesquisas para encontrar a la menor. 

Dos días después de su secuestro y continuas violaciones, los dos individuos responsables del horrible crimen cambiaron de ropa a la pequeña y la abandonaron en un descampado, asegurándose de que no hubiera ninguna prueba o pista que les relacionara con la menor de 14 años. Su avistamiento por un conductor cercano posibilitó su rápida localización y el consiguiente traslado al hospital, donde siguen realizando pruebas a la víctima de este suceso.

A pesar de haber concluido de que la víctima fue sometida con una droga de anulación de la voluntad y que hace perder la consciencia a quien la recibe, los exámenes físicos todavía no han podido encontrar la prueba fehaciente de que hubiera un pinchazo a través del que se administrara la sustancia prohibida a la menor, por lo que los investigadores siguen buscando el posible método de entrada de este barbitúrico.

Las autoridades policiales todavía no han logrado ningún avance significativo en el caso, a pesar de que la menor señaló que fue pinchada y secuestrada mientras estaba tranquilamente en la playa. Este caso se suma las decenas de denuncias por pinchazos que se están registrando en la costa mediterránea española, donde los atacantes y agresores se están concentrando en los eventos multitudinarios y fiestas en las que las oportunidades para cometer un delito de forma impune aumentan. 

Las autoridades sanitarias, en colaboración con las fuerzas policiales, han extendido y aprobado un nuevo protocolo de actuación antes estos casos de sumisión química que tan habituales se están volviendo en esta temporada de verano, que tienen en jaque a las autoridades y que aumentan el nivel de alarma y preocupación de todos los ciudadanos.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario