La pesadilla de una chica de 19 años: brutalmente agredida y acosada en la universidad

La pesadilla de una chica de 19 años: brutalmente agredida y acosada en la universidad

14/10/2022

| Iris López

Facebook
Twitter

Siete compañeros de la facultad la acosan cada día

El sufrimiento de una universitaria de 19 años en la Universidad de Vic, en Osona. Según explica la propia estudiante de Fisoterapia, siete compañeros de su facultad la acosan cada día, le pegan y le dicen todo tipo de insultos machistas.

También asegura que la han agredido físicamente en varias ocasiones. Una vez hasta la dejaron inconsciente por un fuerte golpe en la cabeza. Los estudiantes también habrían difundido vídeos íntimos de la joven y la habrían amenazado con un arma blanca, entre otras barbaridades.

Según el diario 'ElCaso.cat', a través de una información compartida por el periódico 'La Vanguardia', la víctima y sus agresores son todos de nacionalidad francesa. 

La pesadilla de la chica comenzó a principios de curso, pero rápidamente, la joven decidió informar de la horrible situación que estaba viviendo, que era completamente insostenible. Por ello, contactó con la Unidad de Igualdad de la Universidad y explicó que había un grupo de siete chicos que le estaban haciendo la vida imposible.

La estudiante francesa ha sido víctima de un constante acoso y de varias amenazas con un arma blanca. Y, por si fuera poco, sus acosadores también habrían difundido un vídeo de la joven en el que sale en ropa interior. 

Todos los estudiantes, acosadores y víctima, vivían en una residencia fuera de la universidad, pero los siete chicos fueron expulsados debido al bullying constante hacia su compañera. Pero esto no fue suficiente para acabar con el sufrimiento: continuaron insultándola y haciéndole la vida imposible hasta el punto en el que la joven de 19 años pensó en suicidarse.

Protocolo contra el acoso de la Universidad de Vic

"Nosotros lo acompañamos y asesoramos en todo este proceso, e incluso le pagamos el hotel cuando se fue de la residencia en la que vivían también estos jóvenes", explica la Universidad de Vic.  También aseguran que es la primera vez que tienen que se ven obligados a activar este tipo de protocolo contra el acoso. 

Para evitar que la cosa fuera a más y la universitaria se sintiera más cómoda y segura, el centro educativo decidió cambiar los horarios de los presuntos agresores y los de la víctima para que no coincidieran más. Sin embargo, según informa 'La Vanguardia', pasado un tiempo han vuelto a coincidir en horas y continúan haciéndo que la joven lo pase bastante mal. 

Aunque desde la universidad catalana confirman que los alumnos, a pesar de coincidir en horarios, van a clases distintas, no se trata de una medida suficiente para acabar con esta trágica situación y la joven universitaria sigue conviviendo a diario con sus agresores. Unos hechos que le generan una gran angustia, como era de esperar.

La Universidad afirma que no puede expulsar a los agresores

El centro ha emitido un comunicado donde explica la razón por la que no expulsa a los supuestos agresores: "Los presuntos hechos manifestados por el estudiante ocurrieron en entornos fuera del campus universitario, de las instalaciones de la universidad o de actividades organizadas por la institución".

"En este sentido, y de acuerdo con la normativa universitaria de derechos y deberes de los estudiantes, la institución sólo puede iniciar expedientes sancionadores por hechos producidos en el campus, sus instalaciones o en el contexto de actividades universitarias", añade la universidad.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario