La Pantoja se queda en los huesos. Y su hijo la acaba de machacar: “ruin y rastrera"

  • Famosos
  • 06-03-2021 | 07:03
  • Escribe: Guillermo Vives

Kiko le dice a Paquirri: "Perdón por el alboroto papá. No mereces nada de lo que mamá está haciendo pero tranquilo, todo estará en orden dentro de poco"




Isabel Pantoja está mal. Los conflictos con su hijo, Kiko Rivera, le están afectando a la salud, hasta el punto de que se ha quedado en los huesos.

De hecho la Pantoja está todavía más delgada que cuando regresó demacrada de participar en Supervivientes. Con 64 años cumplidos, los ataques de su hijo y los problemas económicos que la persiguen la han dejado sin apetito y apenas come.



Peligran los dientes de la Pantoja

Y como consecuencia de ello su dentadura se ha resentido. Se le mueven varias piezas y alguna de ellas está a punto de caer y no le va a quedar más remedio que ponerse en manos de su dentista.

Tampoco su hija Isa le sirve de consuelo. Isabel Pantoja se pone de los nervios cada vez que la ve en el plató de Sálvame explicando las miserias de la familia.



Tiene pendiente resolver sus problemas con Hacienda, pero no es ahora buen momento porque no tiene fuerzas suficientes para volver a trabajar y rehacer su maltrecha economía.

El último conflicto de Kiko con su madre

Mientras sufre en el silencio de su propia soledad, Kiko Rivera, su hijo, no pierde la oportunidad de rematarla. Esta vez porque la Pantoja ha enviado flores a la tumba de Paquirri con motivo de su 73 aniversario de nacimiento. Y Kiko ha enfurecido porque en las flores sólo aparece su nombre.



Y así lo ha expresado en las redes sociales: "¡Felicidades papá! Hoy mamá vuelve a equivocarse conmigo y por primera vez en la felicitación de todos los años mandó quitar mi nombre...", ha escrito furioso junto a una foto de las flores que Isabel ha mandado a la rumba y en la que se puede leer: "Tu esposa". 

Kiko ha añadido: "Como yo lo sabía, porque sé lo ruin y rastrera que es... ya estaba todo preparado para ello". Y ha enviado otra corona con su nombre y el de sus tres hijos: "Tu hijo y nietos". 



Y acaba: "Perdón por el alboroto papá. Te amo por encima del mundo. No mereces nada de lo que mamá está haciendo pero tranquilo todo estará en orden dentro de poco", ha sentenciado.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario