La pandemia salva la cabeza de Zinedine Zidane: "Con público, estaría despedido"

  • Deportes
  • 31-01-2021 | 08:01
  • Escribe: Francisco Rubio

Una voz autorizada dentro del club blanco confiesa a DonDiario que Zinedine Zidane seguramente no seguiría siendo entrenador del Real Madrid si hubiera público en la grada




Zinedine Zidane no será despedido tras una nueva derrota, la octava de la temporada. El Real Madrid suma este curso solo dos victorias más que pinchazos (15 victorias, 5 empates y 8 derrotas), pero el club blanco por el momento no se plantea la destitución del técnico. Si hubiera público en las gradas, las cosas serían muy diferentes.

Esto nos ha desvelado una voz autorizada dentro del club blanco: a Zidane le está salvando la pandemia. Si hubiera público, la situación habría estallado por completo hace tiempo: "Es posible, sí", responde nuestra fuente ante esta cuestión, si Zidane habría sido despedido como entrenador del Real Madrid si la pandemia no hubiera obligado al cierre de los estadios.



La gran diferencia en la política de renovaciones del Real Madrid: Benzema y Carvajal sí, Sergio Ramos no

El Real Madrid está 'aprovechándose' de las circunstancias para intentar salvar la cabeza a un Zidane que cada vez está más fuera que dentro del club. De hecho, es muy posible que no sea el que dirija las operaciones a partir del próximo verano. Mucho tienen que cambiar las cosas. Ni él quiere seguir, solo lo hace como favor personal al presidente, ni el club cree que esta segunda etapa de Zidane al frente del equipo esté dando los frutos esperados.



Florentino Pérez está aguantando y quiere mantener a Zizou hasta final de temporada porque no cree que solucione nada cambiando de entrenador ahora. Pero en circunstancias normales, habría tenido que echarle.

La presión del Bernabéu

No es lo mismo enfrentarse a las críticas de la prensa y las redes sociales que enfrentarse al juicio del Santiago Bernabéu. Tras una derrota como la de este sábado ante el Levante, y a pesar de haber jugado con un futbolista menos durante 82 minutos, el público de Chamartín habría estallado contra el entrenador y contra el palco.



Posiblemente, a lo largo de la temporada las pitadas habrían sido una detrás de otra, y la cabeza de Zidane no habría durado tanto como está durando. Son ya demasiados tropiezos y muy duros.

Traspaso inminente: Florentino busca la fórmula para vender a Isco al Sevilla en 48 horas



El Real Madrid tiene que plantearse una revolución. No se puede vivir del pasado. El equipo que ganó las tres Champions seguidas ya es una sombra de lo que fue. En el momento en que se fue Cristiano Ronaldo se tendría que haber iniciado una reconstrucción, no se hizo y ahora se están pagando las consecuencias.

El próximo verano, a pesar de que ahora es el peor momento por la crisis económica, el Real Madrid se tendrá que reinventar si no quiere vivir una larga travesía por el desierto... Empezando por el banquillo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario