La OCDE deja a Sánchez con el culo al aire: a este ritmo, España no saldrá de la crisis como mínimo hasta 2023

  • Dinero
  • 02-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera
España se convierte así en uno de los países europeos con peores expectativas económicas de cara a 2022.


"Esta gran apertura que estamos haciendo va a identificarse con una gran recuperación. Vamos a tener unos números de crecimiento económicos este año y el siguiente inéditos, las propias instituciones europeas e internacionales están revisando aún más al alza las previsiones de crecimiento económico y de creación de empleo en nuestro país".

Así anunciaba Pedro Sánchez, en una entrevista en la Cadena Ser el pasado mes de junio, que la economía española estaba resurgiendo positiva y rápidamente de la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, asegurando que España se mantendría a la cabeza de Europa en la recuperación tras la crisis del Covid-19.



Palabras que, sin embargo, se han visto desmentidas este miércoles por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que no sólo ha asegurado que España no se recuperará rápidamente de la crisis, sino que ha establecido un crecimiento económico nacional muy inferior al esperado.

Endesa, EDP y Repsol se posicionan a favor de las centrales contaminantes de carbón 



Asi pues, el organismo internacional, estudiando los datos registrados tras el fin del estado de alarma, ha decretado esta semana que España crecerá este año en un 4,5%: una cifra 2,3 puntos porcentuales menos que a la que estimaba el mismo organismo hace apenas tres meses.

Algo que se repite de cara a 2022, año en el que la OCDE ha estimado un avance del PIB del 5,5%, frente al 6,6% que estimaba el pasado mes de septiembre; cifras muy distintas a las presentadas desde el Ejecutivo nacional, que aún no ha presentado medidas para contrarrestar esta caída en el crecimiento.



Malas expectativas económicas, también para los hogares

Unas previsiones desfavorables para España que vienen provocadas por los nefastos datos del PIB que se han registrado en el segundo y tercer trimestre del año, en los que el consumo de los hogares se ha convertido en un factor clave: y es que la caída en picado de este indicador provocará, según la OCDE, que las familias españolas no recuperen los niveles pre-pandémicos antes de 2023.

Lentitud de recuperación que ha hecho que el país dirigido por Pedro Sánchez deje de estar a la cabeza de la eurozona en la recuperación económica, para convertirse en uno de los que peores datos contempla en su futuro económico más inmediato.



Iberdrola, la mejor compañía en conseguir el desarrollo de políticas de derechos humanos

Sólo cinco países crecerán menos que España: Alemania, Eslovaquia, Finlandia, Países Bajos y Letonia; sin embargo, todos ellos sufrieron una recesión muy inferior durante la pandemia, lo que hace que su situación económica no sea tan apremiante como la española.

Así pues, España volverá a quedar, a pesar de las promesas del presidente socialista, a la cola de la economía europea, con un retraso de año y medio en el crecimiento con respecto a otros países con una fuerte recesión en 2020, como son Italia o Francia, que crecerán entorno a dos puntos más que España, y recuperarán su PIB nacional pre-pandemia en 2022.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario