La obsesión de Irene Montero con el sexo le pasa factura: la han pillado con el 'carrito del helado'

  • Medios
  • 01-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Laura Abad

La podemita podría pasar a la Historia como la ministra "más odiada", debido a sus siempre polémicas inclinaciones partidistas.




Desde su llegada al Gobierno de España como ministra de Igualdad, Irene Montero ha asegurado ante los medios de comunicación que su principal objetivo es luchar, desde el feminismo, por los derechos de todas las mujeres, independientemente de su condición económica, color de piel o situación familiar. Del mismo modo, la podemita ha asegurado luchar por los derechos del colectivo LGTBI.

Unas promesas que, sin embargo, la podemita ha derivado a un único discurso: del del sexo como discriminación social a combatir. 



Asi pues, desde su llegada a Igualdad, Montero ha defendido la lucha contra la violencia machista, la defensa de los transexuales, la defensa de las víctimas de violaciones (exceptuando la violación de la joven simpatizante de vox), etc., con la promulgación de leyes como el 'solo sí es sí' o la polémica ley Trans.

Obsesión por sexualizar todos los temas incluidos en la cartera de Igualdad que demuestra la podemita de forma constante en sus redes sociales, donde se convertía en polémica este pasado jueves, tras condenar el asesinato de una mujer, presuntamente a manos de su pareja, sin denunciar ni lamentar el asesinato del pequeño de La Rioja.



La más odiada de España

Una obsesión por convertir en una cuestión de sexo cualquier desigualdad presente en la sociedad, que ha provocado que incluso aquellos a los que Montero dice defender, ahora se hayan vuelto en contra de la ministra podemita.

Asi pues, varias asociaciones de transexuales se han posicionado en contra del texto legislativo de Montero, mientras miles de mujeres, de reconocido carácter feminista, han asegurado a través de las redes sociales y de los medios de comunicación que Montero "no las representa".



Tampoco las mujeres olvidadas por la podemita parecen estar contentas con la gestión de Montero de la cartera de Igualdad; y es que, a pesar del gran presupuesto que maneja el ministerio, que ascenderá en 2022 a los más de 500 millones de euros, son numerosas las mujeres que, tal y como señala María Godoy en su columna de 'El Correo de España' "se encuentran en situación precaria tras años y años de cotización [...] dentro del mercado laboral y de la sociedad".

"Llevar cada tema al terreno sexual es una excusa para no hacer frente a la realidad" ha criticado la redactora, que ha asegurado que, de seguir con este camino, Irene Montero "pasará a la Historia como la Ministra más odiada de España".



Facebook Twitter

Deja tu Comentario