La nueva droga alternativa al LSD que está empezando a proliferar en España: efectos devastadores

La nueva droga alternativa al LSD que está empezando a proliferar en España: efectos devastadores

12/05/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

Las autoridades policiales advierten de un incremento en el tráfico de esta sustancia y avisan a la población

La Policía Nacional está en alerta. En un registro realizado recientemente, las autoridades se han vuelto a encontrar con una droga que creían alejada totalmente de nuestro país: 'La Bomba'. Esta droga de diseño se introdujo en nuestras fronteras en 2016, cuando afectó a diferentes sectores de Barcelona. La peligrosidad de esta nueva droga de diseño preocupa a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La vuelta a España de 'La Bomba' se ha descubierto hace apenas una semana, cuando la Policía Nacional incautó un cargamento de once kilos de ositos de gominola que estaban impregnados con la peligrosa sustancia. Los traficantes actuaban en las localidades cercanas a Málaga, donde se han producido las detenciones y las operaciones policiales que han desarticulado este entramado criminal.

'La Bomba' actúa como sustituto del LSD o la mezcalina, por lo que es una droga varias veces más potente que aquellas a las que busca sustituir. A pesar de resultar tan peligrosa para el organismo humano, su origen está lejos de ser un peligro para nuestra sociedad: la primera vez que se aplicó esta sustancia fue en 2003 en el ámbito de la Universidad Libre de Berlín. Sin embargo, desde 2010 comenzó a comercializarse como sustancia psioactiva, lo que disparó sus precios y la convirtió en una nueva droga de diseño.

Los principales efectos nocivos de 'La Bomba' en un organismo humano son los efectos alucinógenos propios de cualquier droga. Además, 'La Bomba' provoca peligrosas alteraciones cardiovasculares, hipertensión, riesgo de excesiva coagulación de la sangre e hipertermia. Su uso también puede provocar en el consumidor insomnio, cuadros convulsivos similares a los de un ataque epiléptico o crisis y ataques de pánico en los que el afectado pone en peligro su vida y la vida de los demás al no poder controlar correctamente sus acciones. Además, cuando han pasado los efectos de esta droga, la amnesia, otro de sus efectos, borra todos los recuerdos previos, dejando una sensación de desamparo para quien consume 'La Bomba'.

Al ser una sustancia de reciente aparición, los investigadores desconocen cuál es el límite de su letalidad, por lo que advierten a la población de que se abstenga de consumirla. Asimismo, su fabricación y suministro en cantidades reducidas, así como el tiempo en que tardan en aparecer los primeros efectos, provocan un aumento en las sobredosis que sufren los consumidores de 'La Bomba'. Estas sobredosis son la causa principal de fallecimiento en los afectados por esta droga de diseño que ya se ha cobrado varias víctimas en diferentes países alrededor del mundo entero y que amenaza con entrar nuevamente en nuestro país.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario