La muerte más 'dulce': asesina a su marido con caramelo hirviendo

  • Sucesos
  • 17-06-2021 | 21:06
  • Escribe: Celeste De Sebastián

La mujer, que en un principio fue acusada de un delito de lesiones, ha sido ahora declarada culpable de asesinato.




Un rumor hervía en la sangre de Corinna Smith, una mujer de 59 añoñs de Wirral, Chesire; un rumor que circulaba por el vecindario sobre su marido, que ella creía que podría ser cierto... y que la llevó a asesinar a su marido, un hombre de 80 años, mientras dormía plácidamente.

Así pues, el 14 de julio de 2020, Corinna llenaba un balde de su jardín con agua hirviendo, y procedía a convertirlo en caramelo, mezclando en el agua tres bolsas de azúcar, hasta conseguir un líquido espeso y muy pegajoso.



Reconociendo ella misma que perdió el juicio, la mujer decidió arrojar el caramelo hirviendo sobre el torso y los brazos de su marido, Michael Baines, provocándole serias quemaduras en el 35% de su cuerpo.

Un verano de muerte: el nuevo 'balconing' es todavía más peligroso



Siendo consciente de la situación, Corinna corrió a casa del vecino, a quien alertó de lo que había hecho, y quien procedió a llamar a los servicios de emergencia: "Creo que lo he matado" aseguró ella.

Al llegar los agentes, se encontraron a Baines envuelto en un dolor insoportable, con la piel 'derritiéndose' sobre su brazo; el hombre fue rápidamente trasladado hasta el hospital, donde acabó falleciendo un mes después, el 18 de agosto, debido al deterioro sufrido.



Culpable de asesinato

"Echar agua hirviendo sobre alguien cuando está dormido es absolutamente horrible" ha explicado el inspector jefe detective, Paul Hughes "Mezclar también tres bolsas de azúcar con el agua demostró la determinación que tenía de causar un daño grave".

Ingresa en el hospital por apendicitis y le amputan pies y manos



"El azúca que se coloca en el agua la vuelve más espesa y pegajosa, y se hunde mejor en la piel" ha explicado el policia de Cheshire,a la vez que ha remarcado que la mujer acusada "dejó a Michael en agonía y en lugar de llamar a los servicios de emergencia, perdió el tiempo yendo a una casa a nueve puertas de distancia para contarle a un vecino, que no estaba cerca, lo que había hecho".

Unos hechos que, tras el fallecimiento del hombre, han hecho que Corinna, en un principio acusada de un delito de lesiones corporales graves, haya sido ahora acusada de asesinato, conociéndose la sentencia contra la mujer el próximo 9 de julio.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario