La memoria histórica: el coronavirus político que amenaza a España

  • Política
  • 04-10-2020 | 21:10
  • Escribe: Daniel Guerra

Eliminar la 'historia' de la ideología contraria, el nuevo juego de ajedrez de los partidos políticos.


"Las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Así reza la Ley de Memoria Histórica aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero en 2007, y que actualmente ha sido 'rescatada' por el Gobierno socialcomunista, en un intento de desviar la atención de otros graves problemas nacionales de difícil solución.


Casado pone al PP a recoger firmas, y los barones le piden "sosiego"

Así pues, en los últimos meses, no han sido sólo las calles las que han recibido otro nombre, adecuado a la ideología del Gobierno, sino que también se ha procedido a la exhumación del cuerpo del general Francisco Franco del Valle de los Caídos y, en plena crisis económica, el Ejecutivo ha destinado más de 700.000 euros a la búsqueda de fosas comunes de la Guerra Civil.


Unos movimientos muy criticados por los partidos de la oposición, que han visto en esta Ley Histórica una "cortina de humo" para las acciones reales del Gobierno, además de, en ocasiones, un intento de modificar la Historia de España.

Y, sin embargo, ahora partidos tan dispares al Gobierno como Vox, y los distintos partidos independentistas que consolidan el Govern de Cataluña, se 'incorporan' a esta Ley, para conseguir sus propios fines.



El etarra Josu Ternera podría aprovecharse de la desesperación de Pedro Sánchez

"Dos tazas" de Memoria Histórica

Ahora, Partido Popular y Ciudadanos han apoyado una propuesta de Vox para cambiar el nombre de la calle dedicada a Francisco Largo Caballero, en Ciudad Lineal, y el Bulevar de Indalecio Prieto, en Vicálvaro.

Una iniciativa, que también incluye las estatuas de los dos políticos socialistas presentes en Nuevos Ministerios, que ha sido entendida como una 'revancha' por los socialistas, y que divide a los historiadores, ya que la Repúbica defendió su posición con las armas tras el levantamiento, teniendo ambos socialistas "una responsabilidad muy directa en la entrega de armas a los militantes [..] en cuerpos de policia que propiciaron los numerosos crímenes en la zona republicana". 

Almeida tiene 'calado' al Gobierno: todo son "cortinas de humo"

"Vox le da al PSOE a probar de su propia medicina. ¿No queréis memoria histórica? Tomad dos tazas" ha criticado Santiago Abascal en su cuenta oficial de Twitter.

También los independentistas catalanes se han sumado a aplicar esta Ley histórica; esta vez, para retirar el monumento 'franquista' del río Ebro en Tortosa, Tarragona.

"Estoy convencida de que, ahora, un Gobierno que se reclama progresista será incapaz de utilizar argumentos democráticos para entorpecer, dilatar o tratar de impedir que sea la Generalitat quien acabe con un monumento que, en definitiva, solo nos recuerda la fragilidad de la democracia" ha escrito la consellera de Justicia del Govern, Ester Capella, a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario