La mayor gesta deportiva de la época reciente: el Leicester se proclamó campeón de la Premier contra todo pronóstico

  • Hemeroteca
  • 07-09-2021 | 07:09
  • Escribe: Redacción

El Leicester ganó la Premier League en la temporada 2015-2016 contra todo pronóstico ya que su objetivo era la permanencia




El Leicester se proclamó campeón de la Premier League en la temporada 2015-2016 contra todo pronóstico. El club inglés completó una de las mayores gestas deportivas de la época reciente al llevarse el trofeo a sus vitrinas.

El Leicester, liderado por Claudio Ranieri, se marcó como objetivo la permanencia tras una temporada anterior en la que se salvaron de milagro gracias a siete victorias y un empate en las últimas ocho jornadas de la Premier League.



El fichaje 'in extremis' de Ronaldo por el Real Madrid en 2002: Florentino salió victorioso tras una dura negociación

Ficharon a Kanté y Mahrez cuando aún no eran conocidos y depositaron todas sus esperanzas en Vardy para que marcase los goles, un jugador que años atrás trabajaba en una fábrica. Nadie esperaba que el Leicester fuese a terminar la temporada en primera posición.



Sin embargo, las jornadas fueron pasando y el Leicester fue sumando de tres en tres y plantando cara a los grandes de la competición. En octubre, el Arsenal le hizo un 2-5 que parecía devolver al Leicester a la realidad pero fue todo lo contrario.

El club inglés volvió a recuperar su mejor versión y llegó a ganar a equipos de la talla del Liverpool y del Manchester City, dos de los mejores de la competición. Esas victorias les permitieron coger aire de cara al tramo final de la Premier League.



El tramo final fue muy sufrido ya que el Arsenal, que se volvió a imponer al equipo de Ranieri, hizo que se redujera la ventaja del Leicester a dos puntos. Sin embargo, respondieron bien en las últimas jornadas y no cedieron su posición.

El Leicester, campeón

El Leicester empató con el Manchester United (1-1) y tuvieron que esperar al día siguiente para ver si se proclamaban campeones o si tenían que esperar una semana más. El Tottenham se enfrentaba al Chelsea y necesitaba sumar los tres puntos.



Sin embargo, el Tottenham empató (2-2) y la locura se desató en la ciudad de Leicester. Los jugadores del club inglés vieron el partido en casa de Vardy y, posteriormente, celebraron una fiesta en la vivienda al saber que eran campeones.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario