La manipulación que ha sufrido le convierte en una víctima más: escalofriante

La manipulación que ha sufrido le convierte en una víctima más: escalofriante

10/09/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

Podría tratarse del caso de una peculiar 'viuda negra'

La Policía Local de la población catalana de Vilanova i la Gertrú todavía no puede creer uno de los últimos casos que está investigando y que implica a dos jóvenes de una manera más que inusual. Con el inicio del juicio en pocos días, Ismael y su amiga Alba están acusados de cometer y planear el asesinato del padre de Ismael por motivos económicos.

Los hechos se produjeron en 2019. Ismael y su padre tuvieron una fuerte discusión por un tema monetario. Su amiga Alba recibió la llamada de su amigo, que buscaba desahogarse. En ese momento, Alba cayó en la cuenta de que podía aprovechar la situación para su propio beneficio. Haciendo uso de la esquizofrenia de su amigo, cometió uno de los actos más horribles que se conocen.

Su falta de escrúpulos llena a los españoles de vergüenza e indignación: eso no se hace

Alba manipuló a su amigo Ismael aprovechándose de su dolencia mental para que matara a su padre y le quitara todo el dinero que tuviera. Después de cometer el crimen, Ismael visitó a su amiga para darle el dinero que había robado, tal y como Alba le había pedido. Ismael, después de apuñalar en múltiples ocasiones a su padre en el pecho y cuello, prendió fuego a la casa para borrar cualquier prueba.

Según la acusación del Ministerio Público, Alba era plenamente consciente de la enfermedad de su amigo, y la aprovechó en su propio beneficio y para "aumentar e intensificar" la desconexión de Ismael con la realidad. El plan urdido por Alba para esquivar las investigaciones policiales es de lo más rocambolesco.

La autora intelectual del crimen del padre de Ismael había creado a una joven ficticia llamada Júlia, que supuestamente quería mantener una relación formal con Ismael. Alba dejó caer a su pareja y sus amigos que "formaba parte de un grupo secreto de colaboración policial con los Mossos d'Esquadra que luchaba contra el tráfico de personas". Esta asociación estaba liderada por la inexistente Júlia. Con estas estrategias, Alba alimentó todavía más la esquizofrenia de Ismael.

Las constantes solicitudes de dinero del supuesto "grupo de colaboración" del que Alba formaba parte recaían sobre Ismael, quien a su vez pedía el dinero a sus padres. Cuando estos se negaron, Alba puso en marcha el plan para obtener todo el dinero que deseara. Hasta la fecha del crimen, había logrado que Ismael le diera 7.495 euros. Después de cometer el crimen, Alba recordó a Ismael que tenía que pagar 20.000 euros para seguir colaborando con el grupo.

La estadística en materia criminal que Pedro Sánchez no quiere que veas

La defensa de Alba arguye que la joven "nunca supo, ni tuvo la oportunidad de saber" la verdad acerca de la esquizofrenia de Ismael, al tiempo que niega todos los cargos y la reconstrucción de los hechos realizada por el Ministerio Fiscal. La acusación particular, encabezada por la madre y la hermana de Ismael, solicitan hasta 34 años de cárcel para Alba señalando que aprovechó la esquizofrenia de Ismael para incitarlo a matar a su padre y robar grandes cantidades de dinero para seguir financiando las actividades del "grupo de colaboración con los Mossos d'Esquadra".

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario