La mala suerte se ha cebado con ellos hasta el extremo: la naturaleza era su enemigo

La mala suerte se ha cebado con ellos hasta el extremo: la naturaleza era su enemigo

09/09/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

La tragedia golpea las islas Baleares en los últimos días de verano

La isla de Mallorca mira con preocupación a sus playas. La finalización de la temporada de verano no puede ser más accidentada para estos dos turistas: han sido alcanzados por un rayo mientras se bañaban en una cala de la isla de Mallorca y han fallecido en el acto. El aparato eléctrico de una tormenta generada en el norte de la isla ha sido el responsable.

Ambos turistas extranjeros, apuraban sus vacaciones de verano en las islas Baleares. Mientras estaban en el agua, un rayo cayó sobre ellos y provocó el fallecimiento de uno de ellos en el momento. El otro turista había quedado herido de gravedad y estaba muy cerca de fallecer. Cuando varios testigos vieron la escena, llamaron a Emergencias.

¿Qué voltaje tiene un rayo?

Los últimos datos conocidos respecto de estos dos hombres hacen aún más trágico el suceso. Uno de ellos, Daniel Markus Wieser, de 65 años, celebraba su jubilación su mujer; mientras que el turista de 51 años llamado Lars Plötner se había casado hacía ocho días y estaba de luna de miel en el archipiélago balear. Recibió el impacto del rayo al encontrarse cerca de Daniel Wieser.

Los servicios sanitarios intentaron reanimar a Plötner, que empezó a convulsionar durante las maniobras de resucitación y finalmente acabó perdiendo la vida después de que los sanitarios emplearan 40 minutos para tratar de devolverle la consciencia. El socorrista que los atendió y que llamó a Emergencias, junto con otros transeúntes, no pudo hacer nada por salvarlos.

Para evitar la mala imagen de los cuerpos de los dos turistas sobre la arena de la playa, el cadáver del turista que falleció en el acto fue ocultado bajo varias hamacas y un par de sombrillas, mientras que los intentos de reanimar al segundo visitante extranjero tuvieron lugar dentro de la caseta de primeros auxilios de la playa de Cala Mesquida, donde se ha producido este accidente.

La Agencia Estatal de Meteorología ya había advertido de las condiciones adversas a las que se podrían enfrentar los bañistas en los últimos días en las islas Baleares. El final de la temporada veraniega y la desaparición del calor dan paso al fenómeno llamado gota fría, en el que todo el agua evaporada durante los meses de estío cae con fuerza a la tierra, normalmente acompañada de poderoso aparato eléctrico.

Este organismo nacional había colocado sobre la zona de Cala Mesquida una alerta amarilla por una "tormenta muy intensa" que se produciría en el nordeste de Mallorca y que dejó hasta 274 rayos en tres horas. La parte trágica de este evento natural ha sido la pérdida de dos vidas de los turistas que visitaban nuestro país.

Todos se preguntan qué pudo haber pasado: Mallorca está conmocionada

Este no es el primer incidente que provocan los rayos en la isla más grande del archipiélago balear. Esta misma semana, un rayo impactó de lleno en una casa y provocó un incendio. Este fuego, que no estuvo supervisado por las autoridades, acabó consumiendo toda la estructura. Afortunadamente, no hubo que lamentar ninguna víctima personal en aquella ocasión: el inmueble pertenecía a un anciano que lo utilizaba como segunda residencia, por lo que estaba deshabitado en el momento del impacto del rayo.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario