La 'Madre Teresa rubia' era un fraude y será juzgada por la muerte de 105 niños

  • Sucesos
  • 15-08-2019 | 09:08
  • Escribe: Sergi Cuesta

Sale a la luz el escándalo de la mujer que se hacía pasar por médico


La Madre Teresa Rubia, Renee Bach, estadounidense y voluntaria en la ONG cristiana Serving His Children (Sirviendo a sus hijos) ha sido acusada por la justicia de Uganda por el ‘asesinato’ de 105 niños

Bach era una misionera americana que decidió ir a Uganda para ayudar a los niños desnutridos. Actuó como médico pediatra, realizando transfusiones de sangre o diagnosticando enfermedades a los niños que acudían a ella.


Cada semana moría un niño

Pero Bach no tenia ningún tipo de estudios en medicina. De hecho, no tenía casi ningún estudio. Se marchó de Estados Unidos con la ESO y un certificado en resucitación cardiopulmonar.

Se encontraba en una carpa médica en Jinja, donde inyectaban a los niños desnutridos una sustancia con alimentos para hidratarlos. Algo que ella hacia muy a menudo sin examinar antes al crio, por lo que podía ser contraproducente.


Tasa de muerte de un 20% en su ONG

Una persona que ha estado mucho tiempo sin comer no tiene la capacidad para ingerir alimentos a gran velocidad ni en gran cantidad. El proceso tiene que ser lento y proporcionado a la capacidad del paciente de absorber nutrientes.

Su caso saltó por los aires cuando unos padres decidieron investigarla después de que su hija, Patricia, casi perdiera la vida en sus manos. La pequeña llegó a la carpa con tuberculosis y malaria, entre otros. 

Realizaba transfusiones de sangre sin autorización de un médico

Sin consentimiento de un médico, Renee Bach decidió que lo mejor era hacerle una transfusión de sangre a la pequeña. La pequeña Patricia empezó a hincharse por la cabeza. Le estaba cortando las vías respiratorias.

La misionera, asustada, llamado a una enfermera, que buscó en Google lo que podía estar pasando. Ante la inminente muerte de la niña, Bach se la llevó a toda velocidad a un hospital donde pudieron salvarle la vida.

Tras la denuncia de los padres, la justicia ugandesa acusa a Renee Bach de haber brindado servicios médicos sin tener ningún conocimiento ni en pediatría ni en medicina.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario