La lección de hipocresía del indepe Joan Planellas tras ser ordenado arzobispo de Tarragona

  • Cataluña
  • 09-06-2019 | 09:06
  • Escribe: Daniel Guerra

El nuevo arzobispo de Tarragona intenta quitarse la etiqueta de independentista con palabrería barata. ¡Qué tío más falso!


El sacerdote independentista Joan Planellas apeló este sábado al diálogo entre Iglesia y sociedad durante su ordenación como arzobispo de la archidiócesis de Tarragona, en una ceremonia a la que asistió la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó.

Apuesto por un diálogo abierto que debe tener presente el trabajo ecuménico con las otras iglesias cristianas, también con el mundo científico, el mundo de la universidad, de la cultura y de los medios de comunicación”, afirmó Planellas tras tomar posesión, según informó en Twitter el arzobispado de Tarragona. (ERC no es tan 'impoluta' como dice el retratado Rufián: "Más de 8.000 fusilados, pederastia, corrupción...").


El arzobispo escogió el lema episcopal 'El espíritu hace joven a la iglesia' para su ordenación porque desea "hacer nacer y crecer en el corazón de los otros la eterna juventud del Evangelio de Jesús”, dijo. Durante la ceremonia, el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, dedicó unas palabras a su homólogo: "En tu camino encontrarás cristianos y no cristianos, miembros de otras religiones y personas que no creen en Dios. No olvides que todos son, todos somos, compañeros de ruta y no adversarios”, advirtió. 

Joan Planellas sustituye al hasta ahora arzobispo Jaume Pujol, que desde 2004 presidía el gobierno pastoral de la archidiócesis de Tarragona por nombramiento del papa Juan Pablo II. No es casualidad que Planellas, independentista confeso que ha protagonizado momentos realmente esperpénticos, haya sido el elegido ahora que el asunto del procés está más caliente que nunca.


Los méritos indepes de Joan Planellas

"Quiero ser el obispo de todos, de los que piensan de una manera o de otra, de los que hace cuatro días han venido a Cataluña y los que llevan varias décadas aquí. Imploro poder serlo”, afirmaba en una entrevista hace solo unas semanas.

Sin embargo, no era el cura de todos cuando colgó de la parroquia de Jafre, en Gerona, una bandera independentista en el año 2012: “La estelada se puso porque el pueblo la pidió y yo no puedo ir contra el pueblo”, dijo el prelado entonces. 



Lo explicaba el presidente provincial de Sociedad Civil Catalana, Salvador Caamaño, en el Diari de Tarragona hace unas semanas: “Siendo rector de varias pequeñas parroquias del Empordà, entre ellas la del pueblo de Jafre, permitió que ondeara una estelada del campanario de la iglesia y cumplió la orden de hacer sonar las campanas de la iglesia a las 17.14 horas tal como promovían los movimientos separatistas”.

Como buen independentista, se hace la víctima

“Este hecho provocó la protesta pública de la familia del dramaturgo Albert Boadella que reside allí. Según Dolors Caminal (esposa de Boadella) el clérigo les dijo: “He hecho lo que el pueblo me ha pedido. Y si no os gusta la bandera del campanario, vosotros podéis poner la bandera española en vuestro balcón””, explica Caamaño. 

Ahora, Planellas se justifica asegurando que el constitucionalismo quiere ir en su contra y ponerle en contra a Tarragona, una ciudad que no tiene perfil indepe: “Me quieren etiquetar. Es una polémica que surgió hace años y se ha ido repitiendo. Cuando fui nombrado decano, volvió a salir como si hubiera pasado el día anterior. Ahora sabía que volverían a sacarlo. Siempre he trabajado por curar heridas y calmar los corazones exaltados por las dos partes”, afirma sin ningún pudor. ¡Menudo jeta! (El creador de Tabarnia destroza a la CUP y da la puntilla a Anna Gabriel).

Facebook Twitter
Deja tu Comentario