La Isla de las Tentaciones engaña a la audiencia... y a los concursantes

  • TV y Cine
  • 22-02-2021 | 20:02
  • Escribe: Blanca Torres

Las imágenes mostradas por Telecinco de Villa Montaña demuestran que el 'directo' prometido era falso.




La tercera edición de 'La Isla de las Tentaciones' amntiene el interés de la audiencia, enganchada desde la primera edición, a la lucha de cinco parejas por mantener su amor a pesar de las 'tentaciones' que se presenten en República Dominicana. 

A pesar de que, poco después de llegar a la isla, los concursantes de esta edición demostraron que llegaban dispuestos a disfrutar de lo lindo del reality, poco a poco, algunos de los 'infieles' han comenzado a arrepentirse, echando de menos a sus parejas, e intentando recuperarlas como sea.



Es el caso de Lola, que, en el pasado programa, se confesaba con Lucía, asegurando que se arrepentía profundamente de su 'affaire' con Simone, su joven tentador, y que amaba profundamente a Diego, su chico.

Lola y Carlos suben la temperatura de la isla bajo las sábanas



Concursante que, gracias a la solidaridad de sus compañeros, tuvo la oportunidad de ver, durante diez minutos, junto a Sandra Barneda, lo que ocurría en directo en Villa Montaña, la casa de sus parejas.

Un 'falso directo' que podría acabar con la pareja

A pesar de que Diego se encontraba frente a las cámaras mientras Lola confesaba sus sentimientos a Lucía, el concursante no pudo ver ese precioso momento en directo.



Y es que, tal y como muchos telespectadores apreciaron durante la emisión, de 'directo' tenía poco. Las imágenes habían sido manipuladas por la productora, para que se viera exactamente lo que interesaba que se viera para seguir fomentando la polémica.

Lester en pelotas en pay per view: el polémico vídeo del escándalo



Una manipulación y un falso directo que se pudieron apreciar gracias a un 'fallo' en el montaje: y es que Isaac, el tentador de Marina, aparece en dos cámaras, una situada en el interior de la casa, y otra en el exterior. Un engaño que demuestra que en República Dominicana pasa mucho más de lo que concursantes y espectadores saben, bajo la sombra de Telecinco.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario