La indignación de los españoles es total: el dato demoledor que Sánchez quiere ocultar a los votantes

La indignación de los españoles es total: el dato demoledor que Sánchez quiere ocultar a los votantes

14/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

El presidente del Gobierno comanda un Ejecutivo más que inestable

El Gobierno de Pedro Sánchez está trayendo más penas que glorias a los españoles y a sus propios miembros. Junto con la imposibilidad de hacer una correcta gestión de la pandemia y las más que controvertidas y cuestionables decisiones respecto de las medidas para salir de la crisis hacia la que se ve arrastrada la economía mundial, el líder socialista no está para nada acertado.

Además de sus anteriores pifias y fracasos desde que llegó a La Moncloa, Pedro Sánchez ha estado forjado en secreto un dato que ahora quiere ocultar a toda costa a los españoles y que se convertirá en uno de los tantos motivos por los que muchos de los ciudadanos de nuestro país quieren al líder del Partido Socialista fuera de La Moncloa después de los comicios de 2023.

La gestión del Gobierno de Sánchez, sometida a las eternas presiones de sus socios comunistas e independentistas, es la más agresiva con el Erario público. Durante el mandato del actual presidente nacional, las reestructuraciones del Ejecutivo son tan frecuentes que apenas son noticia, especialmente cuando se producen debido a las presiones y juegos entre los socios de Sánchez, que le exigen cambios en las carteras cada cierto tiempo.

De esta forma, el Gobierno de Pedro Sánchez es el más inestable de toda la democracia moderna española. En 40 años, desde la reinstauración de la misma después de la caída de la dictadura franquista, el líder socialista comanda el gabinete más irregular y complicado de controlar. Los datos son reveladores: es, por ejemplo, el que mayor número de ministros ha usado hasta la fecha contando ciertas salvedades fruto del tiempo en el que se produjeron.

Sánchez ha empleado hasta 40 ministros a lo largo de poco más de cuatro años de Gobierno, una cifra significativa que da cuenta de la inestabilidad a la que está sometido el propio presidente, acechado por sus socios comunistas e independentistas a la espera de algún cambio de carteras. Además, estos agentes públicos no aguantan tanto tiempo en el cargo como deberían, precisamente por culpa de estas rotaciones. Si en gobiernos pasados como los de Rajoy o Aznar, los ministros tenían un periodo de duración de casi una legislatura, cuatro años, con Sánchez ese tiempo se ha reducido drásticamente a la mitad.

Estos movimientos incesantes de ministros y la constante reorganización del Ejecutivo español confunde incluso a sus propios miembros con unos datos que abruman a los españoles. Salvando las distancias con la época de gobierno de Adolfo Suárez, que tenía la tarea de aunar todos los esfuerzos políticos en pos de un objetivo común, Sánchez no ha tenido clemencia en sobrepasar con holgura una cifra aceptable de ministros. Otra de las excepciones a tener en cuenta es el periodo de gobierno de Felipe González, que se mantuvo 13 años en La Moncloa. Aunque el número de ministros empleados sea más alto, se debe tener en cuenta que fueron varias legislaturas seguidas y encadenadas en las que no hubo tanto cambio en las carteras, como demuestra el tiempo medio de permanencia de ministros de la Administración González: 3 años y 9 meses.

Estos datos, sin duda, dejan tocado y hundido a un Pedro Sánchez que lucha desesperadamente por contrarrestar el efecto que pueda tener Alberto Núñez Feijóo en su candidatura a la reelección y probablemente esté pergeñando, junto con sus socios de Gobierno, nuevos cambios en el Ejecutivo para intentar alargar su estancia en La Moncloa cuatro años más.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario