-->

La increíble historia de los ocho primos bolivianos que han superado juntos el coronavirus

  • Círculo Privado
  • 19-05-2020 | 12:05
  • Escribe: Amparo Corredor

Ocho primos vencen el coronavirus después de tres semanas ingresados


¿Cómo vives el confinamiento?

Te invitamos a participar en nuestro muro. Queremos ayudarte a pasar tu tiempo de aislamiento. Comparte tus fotos, si puede ser con un pequeño texto. O tus vídeos contándonos lo que quieras o presentando un tema donde expongas tus opiniones para abrir un debate y que 'mañana' te puedan contestar otras personas o, simplemente, mostrándonos cómo vives tu tiempo de confinamiento. También puedes redactar un texto con la temática que te dé la gana, la que quieras. Y por último, por favor, envíanos todos aquellos memes, chistes, grafismos y vídeos que corren por las redes y que pueden despertarnos unas risas. No hay mejor terapia.

En estos duros momentos en los que hay que quedarse en casa confinados para derrotar al coronavirus, saca al periodista, al poeta, al cantante, al locutor, al humorista, al político, al orador, etc. que llevas dentro. DonDiario te deja el escenario.

Este acontecimiento histórico, que nunca olvidaremos, nos hará más fuertes y reflexivos. Y no dudes jamás que este combate lo vamos a ganar. ¡Seguro! Y será mucho antes de lo que imaginamos. Más que nunca se está demostrando que España es un país solidario y lleno de gente estupenda que en estos momentos tan difíciles saca lo mejor de si misma.

Construyamos, si te parece bien, un muro con testimonios gráficos y escritos de todo aquello que creas que debe ser publicado.

Envía tus documentos a nuestro correo 
circuloprivado@dondiario.com  Muchas gracias.


Vencen el coronavirus

Ocho niños bolivianos que son primos vencen el coronavirus después de estar tres semanas ingresados. La cuarentena la pasaron juntos en en dos cuartos contiguos del hospital Solomon Klein, en la ciudad de Sacaba (centro de Bolivia).

En el momento de abandonar el hospital, los sanitarios hicieron un pasillo mientras aplaudían a los niños con lágrimas de emoción en sus ojos.


Los primos vivían con sus padres en un espacio muy pequeño, por lo que era casi imposible evitar el contagio. La madre de uno de los pequeños fue la primera en contraer el virus, después uno de los niños tuvo síntomas y finalmente todos tuvieron que ir al hospital.

El jefe de vigilancia epidemiológica del Servicio Departamental de Salud, Rubén Castillo, explica: "Vimos que eran muy unidos y se optó por mantenerlos juntos. Ellos estaban acostumbrados a vivir así y no queríamos que sufran algún trauma”.



Grover León, director del hospital, recuerda como los niños se gritaban para conocer el estado de salud del resto: "En las mañanas se gritaban de pared a pared: ‘¿Cómo están? ¿Están bien?’”.

Para que no tuvieran que pegar voces, las enfermeras les facilitaron unos teléfonos móviles para que pudieran hacer videollamadas entre ellos.

“Lo más difícil fue lograr que ellos no extrañen el calor de hogar y de la familia”, dice el director del hospital.

Una vez recuperados, los niños abandonaron el hospital para volver a casa en un pequeño autobús acompañados de algunos de sus familiares 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario