La impresentable carta de los curas catalanes que se meten en política

  • Cataluña
  • 16-11-2018 | 08:11
  • Escribe: Pablo Ruiz

Cerca de 300 sacerdotes catalanes politizados han acusado a la Iglesia española de mal cristiana por dar la espalda a los políticos presos


Sacerdotes de diferentes diócesis catalanas han firmado una carta dirigida a la Iglesia española en la que le piden más implicación para solucionar el conflicto catalán.

"Nos duele constatar que las relaciones no son las que deberían ser propias de hermanos en la fe", se puede leer en la misiva de los sacerdotes catalanes.

Los sacerdotes independentistas instan también a los obispos españoles a "buscar y aceptar soluciones justas que respeten los derechos de Cataluña". 

En un punto de la carta, los religiosos catalanes hacen alusión a la situación de los golpistas presos y aseguran que la "gravedad" del asunto urge un "sobreesfuerzo de equidad, justicia y humanidad".

Es en este punto, en el de los políticos presos, en el que la carta demuestra que los sacerdotes catalanes que están detrás del escrito viven en un universo paralelo, irreal, en un mundo de fantasía que en nada se corresponde con la realidad.

"Hay personas encarceladas por perseguir lo que muchos consideramos justo y de acuerdo al Derecho"

"Esta situación tiene una gravedad especial. Hay personas encarceladas y procesadas por perseguir lo que muchos consideramos justo y de acuerdo al Derecho, y que otros juzgan y condenan", explica el mosén Cinto Busquet. ¿De acuerdo al Derecho, mosén Cinto?

"Como sacerdotes sentíamos que teníamos que hacer algo para ayudar a escucharnos porque la solución a un problema apolítico no puede venir por la vía del derecho penal ni por la fuerza policial", ha insistido Cinto Busquet. ¿Un problema apolítico, mosén Cinto?

"La solución a un problema apolítico no puede venir por la vía del derecho penal"

Los curas catalanes hablan también de la "extraordinaria fuerza emotiva que tienen las cuestiones de identidad, raíz de muchos conflictos y contiendas graves en los últimos siglos". 

Los sacerdotes politizados también recalcan que el diálogo es la única vía, pero curiosamente no dicen nada del golpe de Estado (DUI) que se vivió en Cataluña.

"El diálogo supone y exige actitudes serenas, no agresivas, dispuestas a escuchar a la otra parte y valorar sus posiciones", dice la carta al respecto. 
 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario