La imagen de la vergüenza: Las playas de Barcelona están a tope. ¡¡Y no son los pijos madrileños!!

  • Política
  • 21-05-2020 | 08:05
  • Escribe: Guillermo Vives

Los ciudadanos se saltan el confinamiento y la norma de no poder alejarse en más de un kilómetro de su domicilio.




Es evidente que los bañistas que en las últimas horas se han lanzado a las playas de Barcelona han decidido saltarse las normas de confinamiento de una ciudad que se encuentra en la fase 0,5 de la desescalada. Cuesta creer que la ingente cantidad de bañistas que se ha visto en las playas barcelonesas tengan su residencia a menos de un kilómetro del mar, tal y como establece la nornmativa. Y Ada Colau, la alcaldesa, se muestra impotente para solucionar la situación.

¡¡2.000 personas en la playa!!

El concejal de Emergencia Climática de Barcelona, Eloi Badia, ha explicado que en la franja de 6 a 10 horas se han desplazado unas 2.000 personas a las playas de la ciudad: se han acumulado en las de Sant Miquel, Sant Sebastià y la Barceloneta, donde "en algunos momentos ha habido problemas para mantener las distancias".



Lo ha dicho en una rueda de prensa telemática de balance del primer día de apertura de las playas para paseos, en la que ha dicho que la Guardia Urbana ha querido ser pedagógico para explicar las normas: "En general, se ha mantenido la distancia. Somos optimistas y, en general, la ciudadanía entiende la situación".

Badia ha asegurado que el Gobierno municipal estará atento a cómo evoluciona la situación en las playas durante el fin de semana, y ha advertido que si se repiten aglomeraciones "no se descarta un paso atrás" o revisar la medida, aunque se ha mostrado positivo y ha afirmado que prevé que no se impulse ningún cambio.



"Estamos en el primer día, Hace falta ser pedagógicos. Tenemos margen de mejora", y ha recordado que aún no se permite el baño recreativo ni tomar el sol tumbado, y ha añadido que tampoco se ha habilitado la playa para perros y que tampoco se pueden llevar sin atar, unas acciones que ha dicho que no serán posibles hasta que las fases evolucionen.

"La idea es poder ir relajando la ciudad. Pero si vemos que alguna medida no permite garantizar la distancia física se puede dar un paso atrás", y ha dicho que la Guardia Urbana solo multa a aquellos ciudadanos que se saltan las normas del confinamiento de forma conocedora y manifiesta, no para aquellos que la desconocen.



Lo cierto es que la guardia Urbana ha tenido que intervenir drásticamente para evitar el baño descontrolado. El paisaje era desolador, con gente apelotonada tomando el sol y bañándose mientras los agentes recordaban que no es posible tumbarse a tomar el sol. Al menos de momento. Sólo se puede pasear o hacer deporte y siempre dentro de las franjas horarias establecidas.

¡No eran los pijos cayetanos!

El martes las autoridades municipales autorizaron el baño recreativo, así como tumbarse en la arena a tomar el sol, siempre y cuando se respetaran las distancias. Pero la realidad superó todas las previsiones y la avalancha de gente obligó a rectificar la medida prohibiendo tomar el sol tumbado. 



Ahora solo se puede acceder a la playa respetando las franjas horarias por edades y para caminar o practicar deporte. Es decir, en edad adulta, de 06.00 a 10.00 horas y de 20.00 a 23.00 horas. Y siempre respetando las distancias. Nada que ver con la fiesta y el jolgorio que se ha visto en las playas de Barcelona en las últimas horas.

Y no eran los "pijos cayetanos" de Madrid, dispuestos a saltarse la ley y propagar el virus juntándose en las calles de la capital. Las protestas madrileñas, que tan criticadas han sido en Barcelona, encuentran respuesta rápida en la ciudad condal.


Facebook Twitter

Deja tu Comentario