La Iglesia catalana ha perdido el norte y no respeta ni a sus muertos

  • Política
  • 19-01-2022 | 20:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
Los indepes buscan así 'limpiar' el pasado asesino y brutal de Companys, manipulando la Historia de Cataluña a su favor.


Esta semana, el independentismo radical independentista ha llevado a cabo una de las acciones más repulsivas de las que son capaces: violar el descanso de los muertos.

Así pues, en el Santuario de Montserrat, se erigía, desde hace décadas, la estatua de un requeté yaciente, agarrado a su bandera, y con la mirada dirigida hacia el Camarín de la Moreneta. Un homenaje a los 23 monjes de Monstserrat martirizados y asesinados bajo el mando de Companys durante la Guerra Civil, así como a los más de 300 jóvenes catalanes que conformaron el Tercio de Nuestra Señora de Montserrat, fallecidos durante la guerra, y cuyo recuerdo reposa desde entonces en el discreto monumento funerario en la explanada del santuario.



Jóvenes catalanes que, huidos del régimen totalitario de Cataluña, lucharon por toda España durante la Guerra, conformando un Tercio de Requetés cuyo principal objetivo era rescatar la libertad de su amada Cataluña, a la que dedicaban cánticos cada noche, tal y como ha recordado el digital 'Dolça Catalunya'.

Sus nombres, grabados en una bella lápida del monumento, recordaban a las familias catalanas que perdieron a sus seres queridos, sus procedencias, y sus profesiones, asi como su gran sacrificio, puesto de manifiesto por el abado Gabriel María Brasó en 1966: "Son un ejemplo de fidelidad eficaz a sus ideales religiosos y patrióticos para ofrecer a los hombres de hoy. La Virgen se lo pagará".



Un bello homenaje a esos valientes que fue brutalmente retirado, en absoluto silencio, hace unos días, siendo arrancado sin notificación alguna a la Hermandad que erigio el documento, y sin que se conozca la ubicación actual de la escultura o de la placa.

"Limpiar" la memoria de Companys

Según destaca el diario La Razón, esta repentina desaparición de la estatua se podría explicar como un intento de satisfacer a una resolución del Parlament de Cataluña en el marco de la Memoria Democrática, en un ejercicio parecido al realizado por Pedro Sánchez y su Gobierno en el Valle de los Caídos.



Sin embargo, la realidad podría ser mucho más retorcida, y relacionada con el actual fascismo independentista que se dedica a hundir a la autonomía catalana. Asi pues, una nota de los carlistas catalanes asegura que la voluntad de esa ley, y por tanto de la retirada de la estatua, no es otra que la de "ocultar los terribles sucesos y barbaridades cometidas en la Cataluña republicana y gobernada por Companys".

"Su mandato se saldó con el asesinato de 1.405 clérigos diocesanos, de un total de casi 8.500 asesinatos" destacan los carlistas.



Palabras que demuestran, no sólo la brutalidad del 'líder histórico' de los actuales independentistas catalanes,sino la búsqueda estos radicales secesionistas de manipular la Historia de Cataluña, y con ella la Historia de España, para 'blanquear' a los asesinos independentistas y,por tanto, al propio movimiento nacionalista catalán.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario