La humillación de dos mossas a una menor violada: "Si eres capaz de 'perrear', también de defenderte"

  • Sucesos
  • 05-12-2020 | 09:12
  • Escribe: Eva Martín

Dos agentes de los Mossos d'Esquadra vejaron a una menor víctima de violación con comentarios denigrantes


"Si vas borracha pasan estas cosas", "si eres capaz de 'perrear', has de ser capaz de defenderte", "si te hubieran violado, vendrías histérica, estirándote del pelo y mucho más afectada" o "tu narración de los hechos no es creíble. ¿Dónde tienes los morados que muestran que has sido forzada". Son solo algunas de las barbaridades que le dijeron dos agentes de los Mossos d'Esquadra a una menor que acudió a comisaría a denunciar que había sufrido una violación.

Las dos mossas han sido suspendidas de empleo y sueldo por estos comentarios a la joven, que denunció haber sido violada por dos hombres tal y como ha informado el diario ARA.


Un impresentable youtuber mata a su novia y lo retransmite en directo

Ambas agentes se encuentran suspendidas de sus funciones y no cobrarán, se desconoce por cuánto tiempo, tras la apertura de un expediente disciplinario por los hechos ocurridos en junio de 2019 en una comisaría de la comarca del Maresme, en Barcelona.


Dado el trato recibido durante la declaración, la víctima puso una queja que derivó en una investigación por parte de la división de asuntos internos. Dicha división decidió sancionar a las mossas.

Los hechos

La víctima, que en el momento de la violación era menor de edad, acudió a la comisaría acompañada de dos amigas para denunciar que dos hombres la habían violado a la salida de una discoteca de Blanes (Gerona). 



Las dos agentes que la atendieron no se creyeron su versión y se mofaron de ella con los comentarios anteriormente citados, denigrándola y provocando que la joven ni tan siquiera pudiera interponer la denuncia.

Los Maristas indemnizarán con 400.000 euros a las víctimas de los abusos sexuales

Una vez que la madre de la joven se enteró de lo sucedido, la acompañó al Hospital de Calella, donde le hicieron un examen médico y una patrulla le tomó declaración. Al día siguiente denunció la violación en otra comisaría y logró identificar a los dos presuntos violadores gracias a que esa noche habían compartido perfiles de Instagram.

Las dos Mossas que no creyeron su testimonio tendrán ahora que pagar por no haber hecho su trabajo debidamente.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario