La historia que da la vuelta al mundo: así se contagió un tuitero de la viruela del mono

  • Sucesos
  • 02-08-2022 | 07:08
  • Escribe: Enrique Sanz
El hilo de Twitter ya acumula cientos de interacciones


La viruela del mono comienza a representar un peligro más que real para las asistencias sanitarias en nuestro país, puesto que la cifra de contagios comienza a subir en una escalada que está llamando la atención de la población española, temerosa ante la llegada de una nueva pandemia mundial que obligue a la paralización total del ecosistema otra vez.

Los casos de contagiados por esta enfermedad, tal y como sucedía con la COVID-19 en el principio de la pandemia, suelen ser anunciados en redes sociales por algunos de los usuarios que la contraen. Lo mismo ocurre con la viruela del mono, que se ha convertido en una de las tendencias de espacios como Twitter, donde los usuarios vuelcan sus experiencias con esta enfermedad o las formas en las que se han contagiado.



Uno de estos acontecimientos está dando la vuelta al mundo y se ha producido aquí, en España, donde la viruela del mono ya se ha cobrado su segunda víctima mortal. Esta enfermedad ha golpeado a un usuario de Twitter llamado Mei Rito, que ha decidido contar la inusual manera que ha tenido de contagiarse cuando menos lo esperaba.

El usuario fue a comprar un patinete eléctrico a través de una de las aplicaciones más conocidas con un usuario que resultó ser amable y no ofrecer ningún problema durante la transacción. El intercambio transcurrió de la mejor manera posible, incluso Mei Rito tuvo la oportunidad de probar el vehículo antes de decidirse a comprarlo.



Cuando cada uno se marchó a su casa, el vendedor mostró diferentes síntomas que bien podrían asociarse con la COVID-19 y con la propia viruela del mono. Ante la recepción de este mensaje, las alertas del usuario que contó su historia se encendieron, puesto que él tambíén había notado estos síntomas desde hacía varios días después del intercambio presencial. 

La realización de varios test de antígenos confirmaron el negativo en COVID-19. El usuario acudió entonces a Urgencias, preocupado con su situación de salud, puesto que su negativo en COVID-19 provocaba algunas preguntas a las que no podía encontrarle respuesta. Fue en aquella instancia donde se le realizaron los test correspondientes y se le diagnosticó, definitivamente, viruela del mono.



La superficie de contacto que provocó el contagio en el usuario ha sorprendido a todos los que han leído el hilo de Twitter: según el propio usuario, la única forma en la que podría haberse contagio de esta enfermedad fue a través de las empuñadoras del patinete, lo que provocó que los agentes víricos acabaran entrando en sus mucosas y facilitando el contagio por esta enfermedad.

Este hilo también contradice de manera directa las directrices lanzadas por la Organización Mundial de la Salud, que irrazonablemente ha decidido poner el foco en la población homosexual y aquella que lleva un ritmo de vida sexual más activo y promiscuo: "El contagio más probable según me dicen, dado que mi vida sexual no ha sufrido variaciones, es que el virus acabara en mis mucosas tras impregnarme de él en las empuñaduras del patinete". El propio usuario lanza un aviso a quienes han leído su hilo: "Os recomiendo precaución, no se trata de una enfermedad de gays como dice la OMS, lo pillas comprando un artículo de Wallapop". Estas experiencias resultan, en la mayoría de los casos, más ilustrativas que gran parte de la directrices de organismos como la propia Organización Mundial de la Salud, cuya credibilidad todavía no se ha recuperado del descalabro que sufrió por su pésima gestión de las novedades respecto del comportamiento con la COVID-19.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario