La historia del Palacio de La Moncloa: este el curioso origen de su nombre

  • Política
  • 24-09-2022 | 10:09
  • Escribe: José González
El uso del Palacio de La Moncloa como sede de la Presidencia del Gobierno de España es relativamente reciente


El Palacio de La Moncloa no ha sido siempre la sede de la Presidencia del Gobierno de España ni la residencia oficial de los jefes de Estado o altas personalidades que se encontraban de visita en España. Antes ha tenido otros usos muy interesantes de conocer.

El Complejo de La Moncloa está formado por 13 edificios y tiene 20 hectáreas. Dentro se encuentra el Palacio de La Moncloa y sus jardines, que tienen una extensión de 58.000 metros cuadrados. Se considera Bien de Interés Cultural y está integrado a Patrimonio Nacional.



Historia del Palacio de La Moncloa

Hay que remontarse al siglo XVII para conocer la historia del Palacio de La Moncloa. En 1660, la finca fue comprada por Gaspar de Haro y Guzmán, marqués del Carpio y de Eliche, dueño de la huerta vecina de La Moncloa, cuyo nombre procedía de sus antiguos propietarios, los condes de Moncloa.

A María Jesús Montero le ha ocurrido lo mismo 6 o 7 veces: su mayor afición le cuesta muy cara



En un principio, el Complejo de La Moncloa era una finca agraria. Tras esta compra, se unieron ambas huertas y Gaspar de Haro y Guzmán mandaron a construir en la parte más alta de los terrenos un Palacio, conocido primeramente como Palacete de Eliche y posteriormente Casa Pintada, por las pinturas que existían en los muros exteriores.

Al final, se ha conocido como Palacio de La Moncloa. El Palacio tuvo varios dueños, siendo una de ellas María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba de Tormes. Al morir sin descendientes en el año 1802, fue comprado por Carlos IV.



Carlos IV compró tanto el Palacio como la granja y lo añadió al Real Sitio de la Florida, que desde ese momento se empezó a llamar el Real Sitio de la Moncloa. No fue hasta 1816 cuando Fernando VII lo mandó a restaurar.

30 años después de esto, la propiedad de La Moncloa fue cedida al Estado por parte de Isabel II, pasando a formar parte del Ministerio de Fomento. Ya en el año 1929, volvió a ser restaurado, siendo reinaugurado como un museo.



Sin embargo, El Palacio de la Moncloa, debido a la Guerra Civil, fue destruido casi en su totalidad. Se reconstruyó, finalizando este proceso en 1954, y siguió el modelo de la Casa del Labrador, en Aranjuez. Desde ese momento, el Palacio de la Moncloa se convirtió en la residencia oficial de los jefes de Estado y altas personalidades que se encontraban en España.

El pueblo español que Sánchez cerró para celebrar una boda: todos los detalles, al descubierto

Como dato curioso, el Salón de Columnas era anteriormente un patio, que se mandó a cubrir para la visita de Richard Nixon. A finales de diciembre de 1976, Adolfo Suárez fue el que se trasladó desde la anterior sede, en Castellana 3, hasta el Palacio de la Moncloa, trabajando en pleno rendimiento en enero del año siguiente.

Otro aspecto interesante es que todos los edificios del Complejo de La Moncloa están comunicados entre sí a través de un búnker subterráneo, mandado a construir por Felipe González después del intento de Golpe de Estado del 23-F. La decisión fue tomada como medida de seguridad para el Gobierno y el presidente.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario


Noticias relacionadas..