La hipocresía de Pablo Iglesias no tiene límites: "Me ofenden los sueldos de los políticos"

  • Hemeroteca
  • 05-11-2021 | 07:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios

"Me ofenden los sueldos de los políticos y sus privilegios", dijo el exlíder de Unidas Podemos en sus inicios en la política




Pablo Iglesias, exlíder de Unidas Podemos y exvicepresidente del Gobierno de España, ha demostrado ser un hipócrita de manual ya que ha hecho todo lo contrario a lo que defendía en un primer momento a medida que ha ido dando pasos en la política.

El podemita se llenó la boca, cuando llegó a la política, con críticas hacia el presidente del Gobierno, los ministros y los diputados por sus elevados sueldos, los vehículos oficiales, las dietas y todos los privilegios que tienen. Sin embargo, él no se ha privado de nada y ha tenido uno de los salarios más altos.



Pablo Iglesias 'vuelve' a la política más agresivo que nunca: "No es una buena noticia para Podemos"

Estas fueron sus palabras hace años, cuando aún estaba lejos de entrar en el Gobierno. "Estoy orgulloso de que la gente sencilla pueda hacer política. Me ofenden los sueldos de los políticos y sus privilegios, me ofende su ostentación, me ofenden sus trajes, me ofenden sus mansiones...".



Años después, el exlíder de Unidas Podemos se compró una mansión en Galapagar en la que vive con Irene Montero, la ministra de Igualdad, y sus hijos. Dejó Vallecas para irse a una zona de Madrid más adinerada cuando fue subiendo escalones en la política española.

"Me adapto a lo que sea, pero si puedo elegir, yo me quedo en mi barrio", dijo acerca de su casa en Vallecas. Poco le duró ese discurso ya que, en cuanto tuvo oportunidad, dejó atrás su etapa en el conocido barrio madrileño para irse a una de las zonas ricas de la capital.



Asimismo, insistió en varias ocasiones en que siempre viajaba en clase turista en los aviones y los trenes. Antes de echarse a un lado en la política, los viajes los hacía en los aviones oficiales, que están 'financiados' con los impuestos de todos los españoles. "Nosotros por ejemplo, cuando viajamos en tren o en avión, siempre vamos en clase turista", dijo.

Pablo Iglesias, 'emparentado' con Al Capone: su intento de humillar al Rey Emérito le pasa factura



Pablo Iglesias y su pasado

Antes de comprarse el chalet en Galapagar, cuando todavía vivía en un piso de Vallecas, Pablo Iglesias se dedicó a amenazar a diputados en el Congreso por vivir en 'mansiones' como la que él tiene actualmente en propiedad. "Podría preguntarle por el ‘chaletito’ de su expresidente de La Rioja".

Asimismo, el discurso de Pablo Iglesias fue muy distinto antes de irse con los 'ricos' a Galapagar. "Cuando no se te olvida de dónde vienes, cuando estás orgulloso de haber crecido en un barrio, cuando estás orgulloso de mirar a los ojos a la gente de tu piso que ven que sigues viviendo en el mismo piso, cuando saludas al panadero, cuando saludas al que te vende el periódico".

En resumen, la hipocresía de Pablo Iglesias no tiene límites. Se quejaba de los sueldos de los políticos cuando él ha sido de los que más ha cobrado y protestaba porque algunos diputados se compraban un chalet cuando él se ha comprado una 'mansión' en Galapagar.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario