¡La herencia envenenada de Paquirri! Encarna Sánchez se agenció una finca de Kiko Rivera

  • Famosos
  • 13-11-2020 | 18:11
  • Escribe: Redacción

La tonadillera habría cobrado ilegalmente más de un millón de euros por la finca 'La Garza', después de vendérsela a su amiga.


Kiko Rivera e Isabel Pantoja han 'aireado' los problemas que tienen madre e hijo por la finca 'La Cantora', perteneciente a la herencia de Paquirri,y que tiene a ambos como beneficiarios absolutos, sin que sean capaces de llegar a un acuerdo sobre la propiedad.

Pero 'La Cantora' no es lo único que, actualmente, enfrenta a madre e hijo: y es que la finca 'La Garza' también ha entrado en el conflicto familiar, a pesar de que la tonadillera vendiera esta propiedad a su amiga y locutora estrella de la COPE, Encarna Sánchez.


Y es que esta propiedad, situada en Medina-Sidonia, Cádiz, formaba parte de la herencia que el diestro dejó a su hijo menor, Kiko Rivera, quien ahora se encuentra investigando, a través de abogados y notarías, la situación de este inmueble de su padre.

Fani cambia a Christofer por este chico


El famoso DJ se pregunta por qué su madre vendió esta propiedad cuando él tenía 10 años, edad a la que ya poseía los derechos hereditarios de su padre, a Encarna Sánchez, por apenas 20 millones de pesetas.

También será trabajo de los abogados y notarios explicar cómo se pudo formalizar esta venta, ya que los terrenos, en 1994, aún estaban a nombre de Carmina Ordóñez en el Registro de la Propiedad.



Dinero fresco para la tonadillera

Según apunta 'El Cierre Digital', esta venta entre la tonadillera y su íntima amiga se produjo debido a la necesidad de Pantoja de tener liquidez en aquel momento.

Sin embargo, la titularidad de estas tierras podría no ser el único engaño de la cantante a su supuesta amiga, ya que Isabel Pantoja podría haber cobrado más de un millón de euros por el alquiler de esa finca después de su adquisición por parte de la locutora.

Cinco exclusivas a la vez: Isabel Pantoja arrasa en las portadas de la prensa rosa

Así pues, según señala 'La Razón', la tonadillera ocultó a Encarna que la finca se encontraba alquilada a los Vilariño, que ya llevaban dos años pagando alquiler a Pantoja. 

El propio David Vilariño habría confirmado a este medio sus pagos de alquiler por esta vivienda, que siempre fueron para Isabel Pantoja, incluso después del fallecimiento de Encarna. Un alquiler de más de veinte años que supuso para la tonadillera un ingreso aproximado de 1,2 millones de euros.

Dinero 'fresco' por el que también podría tener que dar cuentas a su hijo Kiko Rivera, quien se encuentra actualmente luchando por recuperar la titularidad de la herencia de su padre, ahora focalizada en 'La Garza'.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario