La gran amistad de Ancelotti y Marcelino pone en peligro la Supercopa

  • Deportes
  • 16-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Manuel Simón
Los dos técnicos comparten una buena relación y conocen a la perfección sus estilos de juego


El Real Madrid y el Athletic Club se diputan esta noche la final de la Supercopa de España, un duelo que enfrenta a dos históricos de nuestro fútbol y a dos entrenadores que son más que rivales. Carlo Ancelotti y Marcelino García Toral son grandes amigos y se guardan un respeto total.

Tanto Ancelotti como Marcelino se deshicieron en elogios hacia su rival en las ruedas de prensa previas a la final de esta noche. El italiano quiso destacar el trabajo del técnico de Villaviciosa, logrando finales y títulos con el Athletic, considerándolo uno de los mejores entrenadores de España. Marcelino también se mostró respetuoso con los blancos, a los que califica como el mejor equipo del momento. El preludio perfecto para un gran partido. 



Amistad real

Las cámaras de As captaron una de las imágenes de la Supercopa. El pasado sábado, antes de que comenzaran los entrenamientos, Ancelotti y Marcelino se encontraron en la banda y comenzaron a charlar de manera muy distendida. El italiano tenía el móvil preparado porque había encontrado una instantánea que quería enseñar a su compañero.
Ancelotti le mostró a Marcelino unas imágenes de 1987 en la que los dos se enfrentaron mientras eran jugadores en un Sporting de Gijón – AC Milan de la Champions League.

“No nos conocemos mucho en persona, pero es una amistad que hemos disfrutado con el tiempo. He visto una foto que jugamos como rivales en el 87 y no me acordaba. Es una amistad de piel, a veces pasa que hay gente que conoces pero sientes algo especial cuando te lo encuentras”, confesó Ancelotti.



Una amistad de piel, como la define el italiano, que viene desde la primera etapa de Ancelotti en el Real Madrid. En 2014, con el técnico asturiano entrenando al Villarreal, forjaron una gran relación a base de encontrarse y charlas en los terrenos de juego. “Es alguien a quien admiro por lo que es como entrenador y también como persona”, admite Marcelino.

El momento que marcó su relación fue también uno de los más tristes en la vida de Marcelino. En 2014 falleció su padre y el técnico madridista quiso llamarle para trasladarle el pésame y muchos ánimos en una situación tan complicada. Marcelino agradeció el gesto de su compañero de profesión y desde entonces han mantenido el contacto a pesar de que el italiano se marchara de España.



Peligro para la final

Esta amistad puede tener su parte negativa para el Real Madrid. Marcelino conoce a la perfección el libreto de Ancelotti, y los dos entrenadores han intercambiado varias veces sus ideas tácticas. Esto reduce la capacidad de sorpresa de los madridistas, ya que los bilbaínos tienen apuntados las diferentes estrategias que pueden aplicar los blancos.

Esto se suma a que Ancelotti no es dado a esconder sus cartas y suele ir de caro en todas las previas. El italiano no especula en rueda de prensa y expone sus dudas y sus certezas sin miedo a que el rival pueda obtener alguna ventaja. Ancelotti confía en su plan y quiere demostrarle que la rivalidad y la amistad no son incompatibles en el mundo del fútbol.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario