La Generalitat 'vacuna' contra el Covid-19 a los radicales del 1-O

  • Cataluña
  • 27-09-2020 | 08:09
  • Escribe: Blanca Torres

Quim Torra apoya las manifestaciones independentistas mientras afirma estar 'preocupado' por la pandemia en Cataluña.


La Generalitat de Cataluña ha impuesto nuevas medidas a su ciudadanía, destinadas a intentar controlar los rebrotes del coronavirus que, poco a poco, van sucediéndose por todo el territorio de la autonomía catalana. 

Entre las medidas, que han entrado en vigor este sábado,  se encuentra la limitación de reuniones de un máximo de 6 personas en el ámbito público y privado; además, de alcanzar el máximo permitido, los integrantes de estas reuniones públicas no podrán consumir alimentos ni bebidas.


Sin embargo, el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc) estipula condicionantes que eximen a ciertos ciudadanos y grupos de cumplir con la normativa contra el Covid-19.

Y es que no se considerarán prohibidas las actividades docentes, laborales, de culto, actos religiosos, transporte público, actividades deportivas o culturales... y el derecho a la manifestación.


Un detalle que supone un guiño del Govern a las formaciones y grupos independentistas, que ya preparan la celebración del 1-O en las calles catalanas, y que cuentan así con el beneplácito de Torra para utilizar las calles sin restricciones a pesar de la pandemia.

Cataluña se prepara para una nueva oleada de violencia



'Preocupación' por Madrid y Barcelona

Mientras Quim Torra, a través de la Generalitat de Cataluña, permitía las actividades de los radicales desde este fin de semana hasta el próximo 1 de octubre, el president lanzaba mensajes de "preocupación" sobre la situación del Covid-19 en Madrid y Barcelona.

Así pues, Torra ha recomendado no viajar a la Comunidad de Madrid debido al alto número de contagios que presenta la capital, a la vez que ha exigido a Isabel Díaz Ayuso que establezca medidas más restrictivas en la comunidad madrileña.

Palabra de Torra: "Barcelona es una ciudad provinciana y mezquina"

Del mismo modo, atacando esta vez a Ada Colau, el president ha asegurado que "la situación en la ciudad de Barcelona vuelve a ser preocupante", pidiendo la "máxima responsabilidad colectiva y solidaria" para frenar el virus.

La misma "responsabilidad" y "solidaridad" que él mismo ha omitido a la hora de permitir las manifestaciones multitudinarias del 1-O, que, tal y como quedó demostrado durante el 8 de marzo, podrían provocar un aumento exponencial de los contagios, y por ende, de los fallecimientos, en Cataluña.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario