La Generalidad catalana se cachondea en la cara de los contribuyentes: protección al golpista Junqueras con el dinero de todos

  • Política
  • 16-01-2022 | 07:01
  • Escribe: Laura Abad
La 'escolta' para el líder de ERC podría haber sido el factor determinante para la destitución de Trapero al frente de los Mossos d'Esquadra.


Más de 85.000 millones de euros de deuda pública. Este es el terrible dato reflejado de las cuentas públicas catalanas en 2021, que muestra la mayor deuda pública de la autonomía catalana en toda la historia conocida.

Un dato que demuestra, sin ningún tipo de dudas, que la Generalitat de Cataluña, actualmente bajo el mandato de Pere Aragonès, lleva a cabo una terrible gestión de los fondos autonómicos públicos, gran parte de los cuales destinan desde el Govern a financiar los más de 1.000 chiringuitos independentistas que existen, y que sobreviven gracias a las muy generosas donaciones de las arcas públicas catalanas, y por ende, las españolas.



Escrache al castellano en clase y en la calle: jarabe antidemocrático de los fanáticos indepes

Números rojos de la gestión del Gobierno regional que no parecen preocupar en demasía al presidente republicano ni a sus socios independentistas, que siguen despilfarrando el dinero de todos los ciudadanos en llenarse los bolsillos, y en satisfacer las pretensiones del resto de 'amigos' y líderes secesionistas, como es el caso de Oriol Junqueras.



Y es que, a pesar de no ostentar ningún cargo público, debido a su condena de inhablitación política tras el procés, el líder de ERC disfruta desde el pasado mes de agosto de un servicio oficial de escoltas de los Mossos d'Esquadra, claramente, pagado por la Generalitat.

La causa de la destitución de Trapero

Servicio de guardaespaldas para el republicano que ha sido ordenado y gestionado por el nuevo director general de los Mossos, Pere Ferrer, responsable operativo del servicio de escoltas, tras la destitución de Josep Lluís Trapero al frente de la policía autonómica.



Una destitución que, tal y como señala el digital 'Libertad Digital', podría haber sido provocada precisamente por la negativa de Trapero a conceder este servicio de escolta al líder republicano, justificando Trapero que los políticos sin cargo público no tienen escoltas y que, tras la investigación de contravigilancia de los Mossos, se había considerado que Junqueras no necesitaba de un refuerzo de seguridad extraordinario sobre su persona.

La razón por la que los indepes no quieren una ley electoral catalana: a la hora de la verdad, se les ve el plumero



Negativa a los caprichos del indultado independentista que llevaron a la Generalitat a 'cortar la cabeza' a Trapero, a pesar de su fidelidad al movimiento independentista, colocando en su lugar a otro 'siervo' del nacionalismo más totalitario, que no dudó en colocar guardaespaldas y protección 24 horas al líder republicano, a costa de los ya vaciados bolsillos de los ciudadanos catalanes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario